Blog

¿Causan infertilidad las enfermedades de transmisión sexual?

¿Causan infertilidad las enfermedades de transmisión sexual?

¿Qué enfermedades de transmisión sexual pueden provocar infertilidad?

Estamos acostumbrados a escuchar las consecuencias negativas que tiene sobre nuestro cuerpo la contracción de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Claro está que hay muchos riesgos, pero hoy me quiero centrar en uno: la infertilidad
Cuando hablamos de infección y aparato reproductivo ya sea masculino o femenino, evidentemente hay un riesgo latente de padecer infertilidad. De hecho, si no se tratan a tiempo y por médicos especialistas, el riesgo de tener problemas de fertilidad es bastante elevado.
Las enfermedades de transmisión de sexualidad vienen originadas por la práctica de relaciones sexuales sin usar protección y suelen ser más frecuentes en personas jovenes y/o sin pareja estable. Las ETS  más frecuentes que pueden causar infertilidad son clamidia, gonorrea, herpes genital, virus de papiloma humano (VHP), sífilis y virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en la mujer

Las ETS más frecuentes en la mujer son la clamidia y la gonorrea, ambas afectan a las trompas de falopio, provocando inflamaciones, cicatrices y adherencias que lo que hacen es provocar una obstrucción en ellas e impedir que ovocito pueda llegar al útero  

Enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en el hombre

En el hombre las ETS más frecuentes que pueden causar infertilidad son: citomegalovirus, herpes, papilomavirus, virus de Epstein-Bar 

Enfermedades de transmisión sexual síntomas

En la mujer muchas de ellas son asintomáticas, con lo que sólo son perceptibles mediante inspecciones rutinarias y bien avanzada la enfermedad, cuando ya es demasiado tarde para su curación. 
En el hombre en cambio los síntomas son más fácilmente detectables:
  • Dolor
  • Secreción de pus por la uretra
  • Sienten quemazon al hacer pis 

Enfermedades de transmisión sexual y gestación subrogada

Por este motivo, es muy importante que antes de iniciar cualquier proceso de gestación subrogada, tanto los futuros padres como la madre gestante se sometan minuciosamente a las pruebas médicas pertinentes. Esto es sin duda trabajo de la clínica de reproducción asistida, por lo que asegúrate que lo lleven a cabo en primera fase. En nuestras clínicas de FIV, Nova Clinic, por ejemplo, todas las pruebas se llevan a cabo incluso antes de asignar un protocolo a los pacientes.

Respecto a los padres intencionales, es imprescindible que estén limpios de cualquier infección, ya que muchas de ellas se pueden llegar a transmitir al futuro bebé. Por esta razón, en caso de detectar cualquier adversidad, se iniciará un tratamiento específico antes de donar la carga genética.

Gestación subrogada con personas VIH positivas

Hay un caso que se debe trabajar a parte: la maternidad subrogada con personas con VIH+ En ese caso, al no ser posible la eliminación del virus de la SIDA, la clínica de reproducción asistida deberá trabajar para reducir al máximo su carga vírica, de modo que sea imperceptible y no se pueda transmitir ni al bebé ni a la madre gestante.
Por lo que refiere a ésta última, tanto la agencia de maternidad subrogada como la clínica FIV deben estar seguros de que se trata de una mujer completamente sana. Por esta razón, en Lifebridge Agency trabajamos sólo con madres gestantes que han pasado estrictos controles médicos y evitar así posibles complicaciones futuras. En estos casos, sin duda, es mucho mejor prevenir que tener que curar.

Back to the list





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada