Claves para una transferencia embrionaria exitosa: ICSI
23.11.2017

Claves para una transferencia embrionaria exitosa: ICSI

Claves para una transferencia embrionaria exitosa: ICSI

En la vorágine de terminologías, nombres y técnicas que acompañan a cualquier proceso de gestación subrogada o de tratamiento de reproducción asistida, es muy habitual que nos sintamos estresados por un exceso de datos que no sepamos exactamente qué son ni para qué sirven: PGD, PGS, ICSI, FIV… Probablemente no sepamos de qué nos hablan, y por eso en este blog intentamos ir desgranando su significado y su utilidad.  Hoy averiguamos qué es el ICSI

¿ICSI que es? ¿Es lo mismo FIV que ICSI?

ICSI ( Intra Cytoplasmic Sperm Injection) es una técnica que se lleva a cabo en algunos procesos de fecundación in vitro, a través de la cual se inyecta mediante una aguja o microinyección citoplasmática un espermatozoide, previamente seleccionado, en el interior del ovocito. ICSI por tanto es una técnica que busca inseminar el óvulo a través de la microinyección de un espermatozoide en su interior. De esta forma sucede que encontramos dos tipos de fecundación in vitro:

FIV convencional: en esta técnica se trata de fecundar al óvulo con miles dfecundación in vitro clásica sin ICSI son necesarios entre 50.000 y 100.000 espermatozoides

FIV-ICSI: En esta técnica se microinyecta un espermatozoide de calidad, en el que ya no importa tanto la movilidad del mismo porque va a ser inyectado directamente dentro de ovocito. En ICSI por tanto sólo se necesita un espermatozoide. 

¿Cuando se hace ICSI?

Esta técnica se desarrolló a principios de los 90, para tratar casos de infertilidad masculina. Esta técnica de reproducción asistida se suele usar para casos de infertilidad masculina, ya que se selecciona el mejor espermatozoide y se inyecta directamente en el interior del ovocito. De este modo, no es tan importante la movilidad del espermatozoide, ya que el trabajo de inseminación de hace mediante una aguja.

Este tipo de técnica es utilizada sobretodo en casos:

  • Obstrucción o lesiones en trompas de Falopio
  • Casos de endometriosis
  • Semen de baja calidad.
  • Fallos repetidos al usar otras técnicas de reproducción asistida o TRA
  • Alteraciones de la ovulación.
  • Alteraciones inmunológicas.
  • Fallos previos de fecundación en tratamientos anteriores.

Este proceso, que puede parecer complejo, es cada vez más habitual en los procesos de fecundación In Vitro. De hecho, en un principio se solía reservar para casos en los que el hombre presentaba problemas  de fertilidad y requería técnicas que mejoraran la fecundación. Pero, actualmente, esto ha cambiado bastante y cada vez es más frecuente que las clínicas de reproducción asistida para incrementar la tasa de éxito en la transferencia embrionaria, utilicen está técnica.

ICSI en gestación subrogada

Aunque la técnica ICSI está bastante aceptada, es importante remarcar que su utilización se convierte en imprescindible para casos de infertilidad masculina. De hecho, se utiliza sobre todo en procesos de gestación subrogada para parejas gay y hombres solteros. Por ello, es tan importante que la clínica reproducción asistida lleve a cabo un análisis y diagnóstico previo de la calidad seminal, mediante un seminograma. En él podremos analizar multitud de datos que nos serán de ayuda para aumentar las posibilidades de éxito de un proceso de gestación subrogada en el primer intento.

El espermiograma se puede pedir en la sanidad pública y mide la cantidad y calidad de los espermatozoides: su movilidad, su morfología, su cantidad… datos que servirán a la clínica de reproducción asistida para establecer la mejor técnica a utilizar para que nuestro proceso de fecundación sea todo un éxito!

 

Back to the list





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg