Contrato entre la madre subrogada y los padres biológicos en Rusia
05.09.2016

Contrato entre la madre subrogada y los padres biológicos en Rusia

Contrato entre la madre subrogada y los padres biológicos en Rusia

Los aspectos jurídicos de la maternidad subrogada están determinados por el Código Civil, FZ Nº 143 “Sobre las actas del estado civil”, FZ Nº 323 “Sobre las bases de la protección de la salud pública en la Federación Rusa”, desde el 1 de enero del 2012 el documento principal que regula la maternidad subrogada es el artículo 55 “Sobre la aplicación de las tecnologías reproductivas”.

La maternidad subrogada es la gestación y el parto de un niño según un contrato firmado entre la madre subrogada y los padres potenciales. La concepción debe realizarse con ayuda de la fecundación in vitro, sin ser la madre subrogada la donante de óvulos.

Antes de comenzar a colaborar con la madre subrogada es necesario firmar un contrato sobre los servicios que se van a llevar a cabo. Debe contener la compensación que recibirá la madre subrogada, el pago por un embarazo múltiple y de todos los gastos médicos que conlleve el embarazo. El contrato entra en vigor desde su firma, a no ser que se indique lo contrario.

Para la tranquilidad y seguridad de los padres biológicos, se recomienda incluir cláusulas donde se determinen las acciones que se llevarán a cabo en caso de que no se respete el contrato por causa o incumplimiento de: el régimen prescrito por el médico, el comportamiento inadecuado de los involucrados, aborto espontáneo, parto prematuro, nacimiento de un niño enfermo o muerto (ya sea por causas desconocidas o por culpa de la madre subrogada), mala salud o muerte de la madre subrogada durante el embarazo o el parto, y especificar la forma de proceder en caso de muerte de los padres biológicos.

Por muy extremos y poco probables que nos parezcan algunos puntos hay que tener en cuenta todo tipo de circunstancias que puedan influir en el proceso. Por la duración prolongada del contrato es necesario tener la máxima tranquilidad y la descripción detallada de cualquier posible complicación, por muy improbable que esta sea, ayuda a estar protegido ante cualquier situación que pueda aguardar.

Para asegurar que las implicaciones emocionales potenciales por parte de la madre subrogada no sean causa de conflicto durante la entrega del bebé, es conveniente dedicar un apartado legal a la responsabilidad que este hecho conlleva. Si la madre subrogada decide no entregar al bebé no solo pierde el derecho a la compensación, también se compromete a indemnizar todos los gastos en los que han incurrido los padres biológicos durante todo el proceso.

En lo que a Rusia se refiere, la clínica es la que se compromete a indemnizar los gastos, o en caso de que lo elija el cliente, ofrecer la opción de realizar el programa nuevamente ya libre de costo.

Back to the list





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg