Blog

El papel de la progesterona durante el embarazo

El papel de la progesterona durante el embarazo

¿Qué es la progesterona?

Mucho se ha escrito sobre la progesterona, pero empecemos por el principio. La progesterona es considerada la hormona de la gestión, y de ahí su enorme importancia en todos los procesos de maternidad subrogada.

Para todos aquellos que ya estéis en pleno embarazo, ya os habréis dado cuenta de la importancia que tiene para la clínica de reproducción asistida. De hecho, muchos estudios relacionan los abortos espontáneos, es decir, aquellos que se producen durante las primeras 12 semanas- con bajos niveles de progesterona en el cuerpo.

Cuando una mujer se queda embarazada de forma natural, su cuerpo automáticamente empieza a segregar progesterona. Se trata de una sustancia natural que el cuerpo femenino genera tras la ovulación y durante toda la segunda mitad del ciclo menstrual. Esta hormona hace que el útero materno se vuelva más receptivo ante el futuro embrión, e incluso relaja la musculatura uterina favoreciendo el inicio del embarazo. Además, es  la responsable de mantener las condiciones favorables en el organismo para que el bebé crezca y se desarrolle.

Todo este proceso, como en el caso de la mujer gestante no es natural, es imprescindible que se lleve a cabo con antelación y planificación. El cuerpo de la mujer gestante tiene que ir preparándose para que, una vez se lleve a cabo la transferencia embrionaria, el embrión se implante en el útero correctamente y no haya ningún rechazo.

Los efectos secundarios de la progesterona

Hasta ahora hemos comentado sus beneficios, pero muchas veces la progesterona es la responsable de los síntomas que acompañan habitualmente al inicio de la gestación, tales con náuseas, estreñimiento, somnolencia, sensación de cansancio, hinchazón de los senos, etc. Con lo que, si durante las primeras semanas de embarazo se dan estos casos, ¡es buena señal!

¿Cómo tomar la progesterona?

Hay varias formas de suministrarse la progesterona, y varía mucho en función de la madre gestante, de cómo responda a la aplicación, y de la evaluación y decisión del doctor de la clínica de reproducción asistida donde realizaremos la FIV.

La más frecuente es la inyectable, se aplica una vez al día en forma de inyección intramuscular. Otra de las vías de administración es en forma de gel, aplicación vaginal y buena opción durante el embarazo, ya que es menos dolorosa para la gestante. Por último, la vía oral por cápsulas, aunque puede producir algunas Pueden producir algunos efectos a nivel gastrointestinal pero es la vía de administración más sencilla, pero puede producir algunas molestias gastrointestinales.

Sin embargo, la clínica de reproducción asistida decidirá en cada caso la mejor opción, ya que en la mayoría de los casos, el cuerpo de la mujer es sabio y tolera mejor una aplicación u otra.

Back to the list





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada