El primer ultrasonido en maternidad subrogada
19.12.2017

El primer ultrasonido en maternidad subrogada

El primer ultrasonido en maternidad subrogada Aunque en los embarazos llevados a cabo de forma natural la primera prueba de control estipulada gira entorno la semana 12, en tratamiento FIV y sobretodo en tratamientos de gestación subrogada, el ultrasonido suele avanzarse a la semana 6 de embarazo. Será la primera vez que podrás ver a tu futuro bebé, aunque, debido a su temprana edad, apenas puedas diferenciar exactamente su forma. Y es que es en este momento cuando empiezan a formase los órganos, a latir el corazón y multiplicar las células para dar lugar a las futuras extremidades.

¿Por qué se hace el primer ultrasonido en la semana 6 y 8?

En LifeBridge Agency tratamos siempre de que el primer ultrasonido se lleve a cabo esta semana, alrededor del mes medio o dos meses de embarazo, para asegurarnos de que todo esté yendo correctamente. De hecho, es cuando ya podemos oír el latido del corazón del bebé, y ya dispondremos de información valiosa. Lo más importante es que ya descartaremos un embarazo ectópico o molar, y podremos determinar la ubicación del embrión en el útero de madre gestante.

¿Qué es un embarazo ectópico?

El embarazo ectópico o también conocido con el nombre de extrauterino es un embarazo que se produce fuera del útero, normalmente en las trompas de falopio. Si esto sucede, el embarazo normalmente no llega a desarrollarse y en el caso que lo hiciera existe un gran riesgo para la madre. Por ello es muy importante detectarlo a tiempo y de ahí que se realice el primer ultrasonido a las 6-8 semanas.

Escuchar el latido fetal

Gracias al ultrasonido lo que también podremos llegar a escuchar es el latido del corazón del bebé, que en la sexta semana suele ser entre 90 y 110 latidos por minuto. De hecho, muchos expertos aseguran que si este latido es detectable, las posibilidades de que el embarazo se lleve a buen término aumentan considerablemente. Además, también se podrá averiguar en muchos casos si estamos ante un embarazo gemelar o múltiple. Otros aspectos que ya son detectables son el polo fetal, de gran utilidad para medir al embrión, y el saco coriónico y vitelino. El primero es el que envuelve al feto y lo protege, mientras que el segundo es el que proporciona alimentos hasta que la placenta ya está en funcionamiento. Para un embarazo correcto, todos estos aspectos deben ser visibles en este primer ultrasonido, aunque cabe recordar que cada cuerpo es un mundo y que será la clínica FIV y la agencia de maternidad subrogada la que mejor te aconsejará acerca de estos temas.

Back to the list





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg