En qué consiste la inseminación artificial
09.11.2017

En qué consiste la inseminación artificial

En qué consiste la inseminación artificial

¿Cómo se hace una inseminación artificial?

La inseminación artificial es una de las técnicas de reproducción asistida más utilizadas que consiste en seleccionar los espermatozoides de mayor calidad y depositarlos en el útero mediante un catéter.

En esta técnica la primera fase comienza con la estimulación del ovario mediante fármacos inyectables en dosis determinadas. En el momento en el que los folículos, un número nunca superior a dos, han alcanzado el tamaño adecuado que garantice la maduración de óvulo, se introduce el semen, que ha sido previamente seleccionado y preparado en el laboratorio.

La capacitación espermática en la inseminación artificial

La capacitación espermática es el procedimiento que se lleva a cabo en el laboratorio y que consiste en seleccionar los espermatozoides de mayor calidad, desechando sustancias tóxicas y espermatozoides de baja movilidad se conoce con el nombre de capacitación espermática

De esta forma, a través de la inseminación artificial se intenta reproducir el proceso de la fecundación natural de un óvulo, ya que se facilita el camino que deben recorrer los espermatozoides de mayor calidad y movilidad.

Inseminación artificial tipos:

Existen diversos tipos de inseminación artificial según la procedencia del semen

  • Inseminación artificial Conyugal u Homóloga (IAC o IAH): El semen es de la pareja
  • Inseminación artificial de donante: el semen es de un donante

Por otro lado, en función del lugar donde se deposita el semen:

  • En el moco cervical (IAC, intracervical) los espermatozoides son introducidos en el cuello del útero
  • En la cavidad uterina (IAIU, intrauterina) esta es la más utilizada en la actualidad
  • En la cavidad peritoneal (IAIP, intraperitoneal)

Y éstas a su vez pueden hacerse o con semen de la pareja o con semen de un donante.

¿En qué casos está indicada la inseminación artificial?

Esta técnica suele ser la más recomendada para los siguientes casos:

  • Infertilidad desconocida
  • Espermatozoides de baja movilidad que no logran atravesar el cuello uterino de la mujer
  • Endometriosis leve
  • Esterilidad de causa desconocida

Para que la inseminación artificial pueda culminar con éxito es necesario que se cumplan una serie de parámetros:

Por lo menos una de las trompas de Falopio ha de ser permeable. Para poder comprobarlo normalmente lo que se hace es una radiografía tanto del cuello uterino, de la cavidad uterina y de las trompas de Falopio. Tener las trompas permeables significa que no debe existir ningún tipo de bloqueo u obstrucción que impida la buena circulación de los óvulos hacia el útero, para que estos puedan ser fecundados.

El semen debe cumplir unos requisitos mínimos: la concentración de espermatozoides con buena movilidad, tras haber sido preparados en el laboratorio, ha de ser superior a 3 millones.

 

Back to the list





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg