Gestación subrogada en México del boom a la catástrofe
23.01.2018

Gestación subrogada en México del boom a la catástrofe

Gestación subrogada en México del boom a la catástrofe

Gestación subrogada en Tabasco y Sinaloa

La maternidad subrogada en México es un hecho real, especialmente en estados como por ejemplo Tabasco y Sinaloa que son los únicos estados donde esta forma de reproducción asistida está legalizada.
La maternidad subrogada fue regulada en tabasco en 1997 se incluyó en su código civil y se permitía tanto para extranjeros como para nacionales. La regulación era mínima, no existía protección ni para las madres subrogadas ni tampoco existía ninguna autoridad que vigilara la legalidad de estos contratos.
En esa época se permitía que tanto nacionales como extranjeros podían celebrar el contrato de maternidad subrogada, ese contrato era a título oneroso, es decir había una contraprestación . Asimismo  podían intervenir empresas que se dedicaban a buscar a las madres subrogadas y donantes en el caso que fuera necesario.

Requisitos madre gestante mexicana

Los requisitos que tenía que cumplir la madre gestante en México para poder serlo:
  • Tener entre 20 y 37 años de edad
  • Nacionalidad mexicana
  • El estado civil indistinto 
  • Un índice de masa corporal menor de 27 estatura mínima 155 
  • Que ya hubiera tenido un bebé y como máximo que haya tenido 4 embarazos y un máximo de 2 cesáreas
  • Una historia clínica impecable, que no hubiera tenido ningún parto prematuro, diabetes gestacional, etc... en definitiva que no hubiera tenido problemas previos que pudieran complicar el embarazo
El programa de gestación subrogada en México, tal y como sucede en otros países, se hacía mediante un tratamiento de fertilización in vitro ya fuera con óvulos propios o donados, semen propio o donado, a la madre subrogada que sería la que gestaría el bebé en su vientre.
En cuanto a las donantes de óvulos para ser seleccionadas, éstas tenían que superar unas pruebas médicas para poder ser candidatas.
En el caso que el padre de intención pudiera aportar su semen existían dos tipos de posibilidades:
  • Optar por el semen fresco obviamente en este caso el padre de intención debía viajar a México
  • Utilizar semen propio pero congelado. Este podías ser trasladado posteriormente a México. Para ello era necesario cumplir con varios requisitos que exigía la comisión de salud del país y si todo era aprobado esto permitía que el padre de intención no tuviera que viajar a México para aportar su muestra.
En cuanto al tema de embriones congelados en el caso que los padres de intención ya se hubieran hecho procesos de fecundación in vitro y tuvieran embriones congelados en alguna clínica, éstos se podían trasladar a México siempre que se cumplieran unos requisitos que exigía la institución de salud del país­.

La reforma de la gestación subrogada en México en 2016

En la reforma del 2016 todo esto cambió y la situación empeoró, ya que se prohibió a los extranjeros celebrar contratos de maternidad subrogada.
Esto dio pie a grandes problemas jurí­dicos porque la ley de gestación subrogada en México se aplicó de forma retroactiva, es decir los los bebés ya no podían ser entregados a los padres extranjeros porque a partir de la reforma, como estaba prohibido para los extranjeros celebrar estos contratos, perdieron sus derechos y se les negó el registro de estos bebés, lo que sin duda fue una grave violación de los derechos de los menores.

En el caso de personas nacidas en México, tampoco sigue siendo fácil llevar a cabo esta práctica porque aún existen lagunas, vacíos legales inmensos que ponen en riesgo todo el proceso, lo que hace que muchos mexicanos busquen otros destinos como EEUU, Canadá o Rusia, países seguros y donde la práctica de la gestación subrogada está perfectamente regulada.

Back to the list





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg