Gestacion subrogada una opción frente a la infertilidad
23.10.2017

Gestacion subrogada una opción frente a la infertilidad

Gestacion subrogada una opción frente a la infertilidad

Gestación subrogada e infertilidad

La maternidad subrogada en muchas ocasiones es la única opción para tener un bebé. Ello sucede por ejemplo cuando el médico nos diagnostica infertilidad, sin duda uno de los momentos más difíciles para todos aquellos hombres y/o mujeres que ansían ser padres. Tras esta dura noticia, la primera opción que se plantea es llevar a cabo tratamientos adecuados para la infertilidad, pero hay casos que no se pueden tratar y la única opción que queda es adoptar o acudir a una madre subrogada para tener un hijo genéticamente propio.

¿Cuándo debemos acudir a la maternidad subrogada?

Hay una serie de razones médicas que explican porque muchas parejas o personas solteras se plantean acudir a la gestación subrogada:

  • Carencia congénita de útero en la mujer o ha sido extirpado en una operación quirúrgica
  • El embarazo está relacionado con graves riesgos a la salud y vida de la mujer
  • Patologías y deformaciones graves de la cavidad o del cuello uterino (imposibles de tratar)
  • Abortos espontáneos sucesivos
  • Múltiples intentos FIV sin éxito
  • Si un hombre soltero desea ser padre

Por otra parte, es importante tener en cuenta que la gestación subrogada puede hacerse con óvulos propios o con donación de óvulos y lo mismo ocurre con el semen

Casos en los que es necesario recurrir a una donante de óvulos:

  • La mujer carece de óvulos propios, por menopausia, extirpación de ovarios, radio o quimioterapia, síndrome de escasa reserva ovárica, diferentes anomalías, etc.
  • Óvulos inmaduros por enfermedades hereditarias (síndrome de Turner, disgenesia gonadal, etc.)
  • Débil respuesta de los ovarios a estimulaciones previas, numerosos intentos FIV previos sin éxito, embriones de muy baja calidad

Casos en los que es necesario recurrir a un donante de esperma:

  • El líquido seminal no contiene espermatozoides, descubierto tras una seminograma o biopsia testicular
  • Enfermedades genéticas del hombre que no pueden ser diagnosticadas en la etapa embrionaria
  • Enfermedades infecciosas de transmisión sexual o si el agente infeccioso no puede separarse del esperma
  • Graves patologías del esperma y como resultado deficiente calidad de los embriones
  • Anomalías cromosómicas del esperma
  • Una mujer soltera que quiere ser madre
  • Factor RH positivo del hombre y factor RH negativo de la mujer (con anticuerpos ya formados)

Gracias a la medicina reproductiva moderna hay múltiples opciones para tratar cualquier tipo de infertilidad. Cuando hace unos años la infertilidad absoluta era una condena, actualmente nos encontramos en una etapa en la que es tratable y gracias a los avances médicos, conseguimos nuestra máxima que es ser padres de un niño sano.

Back to the list





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg