Blog

La Beta-espera y la maternidad subrogada

La Beta-espera y la maternidad subrogada

Todos hemos visto en las películas lo emocionante que supone el momento de saber que estás esperando un hijo. Ese momento en el que el test de embarazo da positivo, y toda tu vida empieza a cambiar en un solo segundo. Pero antes de este momento, el tiempo que transcurre desde la transferencia embrionaria hasta los resultados de la prueba de embarazo se llama betaespera. Y, de bien seguro, es uno de los momentos de mayor tensión emocional que tiene que afrontar cualquier persona o pareja que esté en un proceso de maternidad subrogada.

Según los expertos, el tiempo medio de espera es de 14 días, que es cuando la hormona Beta-hCG -la producida tempranamente por el embrión- puede detectarse en sangre, y es a las 4 semanas cuando se lleva a cabo la prueba del latido cardiaco fetal, donde se comprueba q el feto está vivo.

Qué hacer y no hacer en la beta espera

Seguramente, para aquellos que todavía no habéis iniciado vuestra maternidad subrogada, dos semanas os parecerán un periodo relativamente corto, pero, para todos aquellos que ya lo habéis llevado a cabo, estos 14 días fueron los más largos de vuestras vidas. Entonces, ¿qué hacer para que estos días no sean interminables? ¡En LifeBridge Agency te proponemos los siguientes consejos para hacer de tu viaje hacia la maternidad y paternidad lo más agradable posible!

  • Controlar los pensamientos. Desgraciadamente, no hay garantías de lo que va a pasar. Por eso, hay que intentar controlar el tiempo que dedicamos a pensar en la beta-espera y, sobre todo, no imaginar de antemano el resultado. Lo importante es llenar el tiempo haciendo las cosas del día a día y mantenerse ocupado, ya que, a menudo, el resultado se dará a miles de quilómetros de donde te encuentras.
  • Apóyate en la agencia de maternidad subrogada: Durante estos días, respáldate más si cabe en la agencia que te acompaña a lo largo del proceso. Ellos tienen mucha experiencia en otros procesos y sabrán cómo hacer más llevadera la espera. ¡Por ello es tan importante contar con un adecuado asesoramiento en subrogación!
  • Confianza en todos los implicados. La maternidad subrogada es un proceso en el que intervienen multitud de factores, pero todos ellos están implicados en lograr el éxito en un sueño de la gestación subrogada. Por eso, pregunta y consulta cuantas veces sea necesario a los expertos, ya que a veces Internet te juega malas pasadas. El hecho de tener que vivir tu embarazo en la distancia hace que te tengas que apoyar, más si cabe, en las personas que trabajan en ello, y sobre todo en el más cercano a ti, tu asesor de la agencia.
  • Diversidad de emociones. Tu círculo de amistades, familia, pareja… Todos juegan también un papel fundamental en la beta-espera, pero intenta hablar de otras cosas para relativizar su importancia. Además, es importante reducir el impacto negativo de un eventual resultado negativo, ya que, en la gestación subrogada, el resultado de un test, a pesar de ser crucial, no es lo más importante, sino también lo es la confianza y la seguridad en todo el proceso.

Síntomas Betaespera

Además de estos consejos, hay una serie de síntomas en la betaespera que suelen aparecer si estas embarazada:
  • Cansancio: Debido al cambio hormonal que se genera cuando una mujer está embarazada suelen aparecer síntomas de fatiga
  • Tener ganas de hacer pis con más frecuencia de lo habitual: Esto es debido también al gran cambio hormonal que experimenta el cuerpo al quedarte embarazada
  • Pechos muy sensibles e hinchados: uno de los síntomas más evidentes que pueden indicar un posible embarazo 
  • Temperatura corporal más alta: el aumento de temperatura en nuestro cuerpo puede ser también signo de un embarazo
  • Cambios en el caracter: los cambios de humor suelen ser habituales en el caso de estar embarazada sobretodo en las primeras semanas de embarazo, debido al cambio hormonal.
  • Cefaleas o dolor de cabeza: otro de los posibles síntomas suelen ser los dolores de cabeza

 

Back to the list





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada