Blog

Transferencia embrionaria recomendaciones y síntomas más comunes

Transferencia embrionaria recomendaciones y síntomas más comunes Muchos de los que estáis inmersos en un proceso de maternidad subrogada estaréis de acuerdo con nosotros en que la transferencia embrionaria es, seguramente, uno de los momentos clave. Probablemente es uno de los que se viven con más nervios y angustia, sobre todo ante la incerteza de saber si se ha llevado a cabo con éxito hasta pasados un mínimo de 14 días. Por ello, os queremos explicar brevemente en qué consiste técnicamente una transferencia embrionaria y el porqué de su importancia.

Transferencia embrionaria recomendaciones

En sí, la transferencia embrionaria es uno de los pasos más simples en el complejo mundo de la gestación subrogada, ya que tan solo es la introducción de los embriones en el útero de la madre gestante. Es un procedimiento muy sencillo que apenas tiene una duración de 5 o 10 minutos, pero su resultado es, tal vez, el más deseado y esperado de todos.
En este sentido, para que sea concluyente hemos de esperar alrededor de 14 días a que se lleve a cabo el análisis de sangre, donde analizamos la hormona HGG. Otra opción es mediante los test de embarazo en orina a los 7-9 días, aunque sus resultados no suelen ser concluyentes y recomendamos esperar los 14 días para realizarlo, porque la cantidad de hormona HCG es mayor conforme pasan los días, en el caso de haber embarazo.
En cuanto a la medicación que se puede tomar tras la transferencia embrionaria todo dependerá de las recomendaciones que de el ginecólogo, pero en general en los casos en los que la gestante sienta dolor en la zona baja abdominal, dolor de cabeza o dolor en los pechos, lo que puede tomar es paracetamol o nolotil, no se recomienda ni tomar aspirina ni ibuprofeno.

Transferencia embrionaria reposo o vida normal

En la mayor parte de los casos sucede que los padres de intención suelen estar muy pendientes del estilo de vida de la madre gestante justo después de la transferencia embrionaria, lo que a veces puede provocar cierto estrés. Pues bien, según los últimos estudios, lo más importante es seguir llevando una vida normal, con lo que hay que dejar atrás mitos como el reposo tras transferencia embrionaria absoluto o dormir mucho. Aunque, evidentemente, hay ciertas actividades con las que habrá que vigilar como levantar peso o movimientos bruscos. Una vez la gestante ha recibido el alta se le recomienda llevar una vida tranquila hasta que llegue el momento de que tenga que realizarse la prueba de embarazo. Se desaconseja la realización de ejercicio físico intenso, tal como spinning, running o ejercicios de alto impacto. En cambio sí es posible realizar otro tipo de actividades que requieran menos esfuerzo físico como caminar, conducir e ir a trabajar, siempre que el trabajo no implique un esfuerzo intenso para la madre subrogada

Transferencia embrionaria síntomas

Los síntomas post transferencia embrionaria más comunes que pueden aparecer tras una transferencia embrionaria:
  • Hinchazón en el pecho: esta es una reacción normal del cuerpo que se produce tras la administración de hormonas en la etapa previa a la transferencia de los embriones.
  • Pequeñas pérdidas en los días posteriores a la transferencia de embriones 
  • Dolor en la zona abdominal y lumbares esto se produce sobre todo por el tratamiento hormonal que se le administra a la madre subrogada 
  • Hinchazón y endurecimiento del pecho: se trata de un síntoma frecuente tras la administración de hormonas previas a la transferencia embrionaria, concretamente los estrógenos y la progesterona. Ambas pueden causar retención de líquidos y sensación de hinchazón y pesadez.
A parte de estas sensaciones físicas también es normal que aparezcan síntomas más emocionales tales como nervios, ansiedad, insomnio que pueden aparecer durante los días de espera, antes de realizar la prueba de embarazo

Cómo gestionar la betaespera

La betaespera es el tiempo de espera entre la transferencia y el resultado del test de embarazo es de los momentos de mayor ansiedad de todo el proceso de maternidad subrogada. Por ello, en este punto es muy importante que te apoyes en tu agencia de subrogación. En LifeBridge Agency, por ejemplo, es vital que nuestros futuros padres se mantengan positivos y confiados, después de la transferencia embrionaria pero que a la vez se mantengan preparados ante un posible resultado negativo.

Y, si pasados 14 días, el resultado es positivo, ¡felicidades!, pero si es negativo, es importante mantener una actitud positiva y no perder la esperanza, ya que una primera transferencia embrionaria fallida no es para nada determinante. ¡Habrá que focalizar toda la energía en que la segunda sea la definitiva!

Back to the list





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada