Blog

Nutrición e infertilidad: ¿Lo que comemos afecta a la fertilidad?

Nutrición e infertilidad: ¿Lo que comemos afecta a la fertilidad?

Nutrición e Infertilidad

Cuántas veces hemos escuchado la frase “ somos lo que comemos”. Lo cierto es que alimentarse bien implica un mejor equilibrio del organismo y en consecuencia un equilibrio de los procesos fisiológicos y hormonales que envuelven la reproducción humana.
La infertilidad puede deberse a diversos factores: hormonales, ovulatorios, anatómicos y endometriosis.

¿La alimentación puede afectar a nuestra fertilidad?

Sí, porque tener una buena nutrición, reducir o evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco son algunas conductas de sobra conocidas que afectan a nuestro organismo.
Un adecuado consumo de nutrientes es primordial para el equilibrio del organismo, y por lo tanto para los diversos procesos fisiológicos y hormonales que envuelven la reproducción. Vitaminas y minerales están involucrados en la calidad, maduración e implantación de los óvulos y embriones.
Debido al estrés diario, el ritmo de vida tan acelerado que llevamos  muchas mujeres no dan la debida atención a lo que comen. Es muy frecuente encontrar situaciones con consumo inadecuado de muchos nutrientes, y por otro lado, un exceso de alimentos industrializados, azúcares, grasas y sodio. Sumándose a ese cuadro, el aumento de peso excesivo e indeseado.
Numerosos estudios han presentado datos que nos llevan a creer que la buena alimentación y un adecuado estado nutricional favorecen la fertilidad, y mejor aún, aumentan las tasas de éxito de los tratamientos de fertilización.
Tanto la obesidad como el bajo peso ejercen influencias negativas en el ciclo menstrual, y consecuentemente en las tasas de fertilidad. La hormona insulina que es más secretada en situaciones de sobrepeso y debido al alto consumo de carbohidratos refinados contribuye a la anovulación.
Es muy importante por tanto alcanzar el peso sano, mejorar los hábitos alimentarios, buscar orientación nutricional adecuada si es necesario, para que los cambios sugeridos puedan ser incorporados.
Consumir alimentos ricos en vitaminas del complejo B y antioxidantes, alimentos fuente de grasas de buena calidad, proteínas vegetales y carbohidratos integrales son algunas prácticas que merecen más atención. Además, preferir alimentos orgánicos, libres de agrotóxicos, como también invertir en una alimentación más casera, más fresca, con menos productos industrializados.

La nutrición es un factor fácilmente modificable cuando se desea, y que puede ser diariamente manejada a favor del objetivo mayor de quedar embarazada o tratamiento de Infertilidad.
Calificación: 2.93

Back to the list





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada