Blog

Preservación de fertilidad en mujeres con cáncer

Preservación de fertilidad en mujeres con cáncer

Preservación de la fertilidad en mujeres que tienen cáncer

Muchas mujeres que se enfrentan a un diagnóstico de cáncer quieren tener hijos en el futuro. Algunas mujeres pueden no saber que tienen opciones para preservar su fertilidad antes de someterse a quimioterapia. El mejor momento para ello es antes del inicio del tratamiento contra el cáncer.

¿Cómo afecta el tratamiento contra el cáncer a la fertilidad?

La quimioterapia, la radioterapia y algunos tipos de cirugías pueden dañar o destruir los óvulos o causar problemas de fertilidad.

La quimioterapia puede causar daños a los óvulos, a los folículos ováricos (bolsas en los ovarios que contienen los óvulos y las hormonas sexuales. La radiación puede causar los mismos daños cuando el tratamiento se produce en todo el cuerpo o cerca de ciertos órganos, que incluyen los órganos reproductores y la glándula pituitaria (una pequeña glándula que produce hormonas en la base del cerebro).

A menudo, la quimioterapia o la radioterapia puede interrumpir el ciclo menstrual durante cierto tiempo o hacerlo irregular. El ciclo menstrual puede continuar o regresar después del tratamiento, pero es importante saber que menstruar no siempre significa que está fértil. En algunos casos, el ciclo menstrual se interrumpe permanentemente. Todavía hay una pequeña posibilidad de embarazo incluso si se suspende el ciclo menstrual.

La quimioterapia o la radioterapia puede causar la infertilidad de inmediato o años después, haciendo que la menopausia aparezca de forma precoz.
El tratamiento del cáncer puede afectar a su capacidad para mantener un embarazo. Por ejemplo, una alta dosis de radiación en la región pélvica puede aumentar el riesgo de un aborto espontáneo futuro o un nacimiento prematuro. Las mujeres que pasaron por la histerectomía (cirugía que quita el útero) no pueden quedar embarazadas

¿Cuál es la probabilidad de infertilidad tras un tratamiento contra el cáncer?

No todas las mujeres presentan problemas de infertilidad después del tratamiento contra el cáncer. El impacto que este tratamiento puede tener en la fertilidad depende de muchos factores. Entre ellos:

  • Tipo y etapa del cáncer (cuánto se extendió)
  • Tipo y dosis total (cantidad) de quimioterapia
  • Dosis y localización de la terapia de radiación
  • Lugar de la cirugía
  • Edad (el riesgo de infertilidad aumenta con la edad)
  • Estado de fertilidad antes del tratamiento

¿Cuáles son las opciones para preservar la fertilidad?

Las opciones de preservación de la fertilidad varían de persona a persona, tipo y etapa del cáncer y cuán rápidamente debe iniciar el tratamiento contra el cáncer. Los métodos estándar incluyen:

  1. Congelación de embriones (óvulos fertilizados) puede ser una opción. Tal vez sea necesario que tome medicamentos para la fertilidad (por lo general, las inyecciones diarias) para aumentar la producción de óvulos. Sus óvulos serán "cosechados" (removidos quirúrgicamente) y combinados con el espermatozoide de su pareja (o de un donante) en una placa de laboratorio. Este procedimiento se llama la fertilización in vitro o FIV. Los embriones permanecerán congelados o "en el banco" hasta que los necesite.
  2. Protección de la pelvis durante la radioterapia: A veces es posible recubrir uno u ambos ovarios para protegerlos frente a la radiación durante el tratamiento.
  3. Transposición ovárica. Antes del tratamiento con radioterapia en la región pélvica, un cirujano separa del útero uno o dos ovarios y las trompas de falopio para que quede alejado del lugar que recibirá la radiación. Si no puede quedar embarazada naturalmente con el ovario en esta nueva ubicación, es posible que tenga que moverlo de nuevo o usar FIV para quedar embarazada
  4. Eliminación del cérvix, pero no del útero. Las mujeres con cáncer cervical casi siempre necesitan remover quirúrgicamente el útero y el cérvix. Las que presentan cáncer de cérvix en etapa inicial pueden optar por la remoción sólo de esa región.
  5. Tratamiento médico del cáncer endometrial. A menudo, los cánceres endometriales iniciales y de bajo riesgo pueden ser tratados sin cirugía de manera exitosa. En realidad, los médicos pueden usar medicamentos hormonales como la progestina para reducir el tamaño del tumor.
  6. Congelación de óvulos no fertilizados: Como el banco de embriones, es posible que necesite inyecciones u otros medicamentos para la fertilidad para aumentar la producción de óvulos. Los óvulos se cosechan y se congelan.
  7. Banco de tejido ovárico. Este método implica la retirada de pequeños trozos del ovario y el almacenamiento del tejido congelado. Un cirujano también puede conseguir implantar el tejido después del tratamiento contra el cáncer. Esta puede no ser una opción segura para mujeres con leucemia u otros tipos determinados de cáncer, ya que podrían haber células cancerosas en el tejido. El tejido también puede ser usado para madurar los folículos y los óvulos no maduros y fertilizar los óvulos fuera del cuerpo, pero ningún niño aún nació con el uso de ese método.
  8. Los tratamientos médicos: Ciertos medicamentos pueden usarse para tratar de proteger los ovarios durante la quimioterapia. Estos medicamentos pueden paralizar los ovarios durante el tratamiento.

¿La preservación de la fertilidad  retrasa el tratamiento contra el cáncer?


Algunos métodos de preservación de la fertilidad pueden retrasar el inicio del tratamiento contra el cáncer. Para el congelamiento de embriones y óvulos, normalmente necesitará casi dos semanas de medicación para aumentar la producción de los óvulos a partir del momento en que ha menstruado. Después de la recolección de los óvulos, puede iniciar el tratamiento contra el cáncer.

¿Cuáles son las tasas de éxito de la preservación de la fertilidad?

Muchas mujeres jóvenes que pasaron por el tratamiento contra el cáncer se embarazaron en el futuro. Las tasas de éxito de la fertilidad varían con el tratamiento y la situación de cada mujer. Su médico le puede dar más información acerca de sus posibilidades de éxito.

¿Es seguro quedarse embarazada después del tratamiento contra el cáncer?

En general, la gestación es segura después del final del tratamiento y si está en remisión. La investigación muestra que el embarazo no causa una recurrencia del cáncer.

Sin embargo, su médico puede sugerir que espere seis meses o más después del final del tratamiento antes de intentar quedarse embarazada. Esto porque, si hay una recurrencia del cáncer, la probabilidad es que ocurra en los primeros dos años. En general, no es seguro quedarse embarazada durante el tratamiento contra el cáncer.
Algunos tratamientos contra el cáncer pueden causar daño al corazón y a los pulmones, además de complicar una futura gestación. Por ello se recomienda siempre preguntar al médico si es seguro quedarse embarazada.

¿Cuáles son las opciones si usted es estéril?

Si el embarazo no es posible después de tratamiento contra el cáncer, hay otras maneras de comenzar una familia. Estas incluyen obtener embriones u óvulos de una donante, la gestación subrogada o la adopción. Algunas agencias de adopción pueden tener restricciones en relación a los sobrevivientes del cáncer, pero otras no   

Back to the list





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada