Blog

Síndrome de Asherman y embarazo-Sintomas y tratamiento

Síndrome de Asherman y embarazo-Sintomas y tratamiento

¿Qué es el sindrome de Asherman?

No es una patología rara a la que se enfrentan los ginecólogos, a menudo se diagnostica a las mujeres en edad reproductiva. Esta enfermedad es un problema grave, ya que es una de las causas de la infertilidad y de los abortos espontáneos.

Consiste en la aparición de adherencias intrauterinas, es tejido cicatrizal que aparece a causa de daños provocados en el endometrio durante manipulaciones médicas o por la endometriosis. Los cambios en el recubrimiento interno de la cavidad uterina ocurren durante intervenciones como abortos. El proceso patológico puede aparecer después de una cesárea, operaciones de eliminación de miomas o pólipos.

Síntomas del síndrome de Asherman

La sintomática depende directamente de la amplitud de las adherencias. Si son pocas es posible que el síndrome sea asintomático. En los casos más serios la menstruación es dolorosa, muy reducida o su completa ausencia. Consigue causar abortos espontáneos y la infertilidad.

Esta patología puede ser descubierta por el médico tras realizar una ecografía  transvaginal. Para un examen más minucioso del estado de la paciente son necesarias ecografías 3D en los diferentes momentos del ciclo menstrual. Aunque solo con ayuda de una histeroscopia diagnóstica es posible determinar el grado de las adherencias para plantear un tratamiento y pronosticar el futuro desarrollo de la enfermedad. Durante la histeroscopia es posible eliminar las adherencias más blandas.

El síndrome de Asherman y el embarazo

No hay lugar a duda de que con este síndrome sufre la fertilidad de la mujer. Las adherencias se expanden ocupando la cavidad uterina, se puede alterar la permeabilidad de las trompas de Falopio y la estructura del endometrio. A menudo esto hace que la implantación del óvulo fecundado sea imposible y como consecuencia no se consiga un embarazo. Incluso en los casos de que se haya tenido lugar la concepción y no hubo un aborto espontáneo durante el primer trimestre, son posibles numerosas complicaciones como un parto prematuro, la rotura del útero, etc. Existe una clasificación mundial de los niveles de gravedad de este síndrome.

El primer grado del síndrome es el más leve y se caracteriza por adherencias blandas y semitransparentes que son fáciles de eliminar.

En el grado número dos de esta enfermedad nos encontramos con una única adherencia que no se puede seccionar durante la histeroscopia pero si se puede eliminar con ayuda de instrumentos más complejos. Con un tratamiento adecuado es posible el embarazo y su buen desarrollo.

El tercer grado: la cavidad uterina está cubierta por numerosas adherencias y una de las trompas de Falopio se encuentra obstruida. Incluso después del tratamiento el pronóstico es dudoso, ya que tuvo lugar un deterioro del endometrio de gran envergadura.

El cuarto grado se caracteriza por una obstrucción parcial de las trompas y la ocupación casi total de la cavidad uterina por adherencias. El embarazo es poco probable.

En el quinto grado de la enfermedad el proceso de fibrosis está extendido a toda la cavidad uterina, hay gruesas adherencias, cicatrices y su total oclusión, las entradas de las trompas de Falopio están completamente obstruidas. La enfermedad está acompañada de una menstruación muy reducida o la amenorrea toral. El embarazo y la gestación son totalmente imposibles. En este caso el nacimiento de un hijo genéticamente propio solo es posible con ayuda de la maternidad subrogada.

Tratamiento del síndrome de Asherman

Para tratar esta patología es necesario limpiar la cavidad uterina de las adherencias, reconstruir el endometrio y recuperar la función reproductiva. Las adherencias blandas se eliminan con el histeroscopio, las más graves son tratadas con instrumentos más grandes o con láser. Todas las intervenciones se llevan a cabo bajo control visual de un ecógrafo. Con una intervención operativa no es suficiente, más adelante será necesaria una terapia hormonal con el fin de estimular la recuperación del endometrio y la normalización del ciclo menstrual.  Por desgracia incluso el tratamiento más impecable no puede garantizar que las adherencias no vuelvan a originarse.

Back to the list





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada