Test de compatibilidad genética o matching genético
25.01.2018

Test de compatibilidad genética o matching genético

Test de compatibilidad genética o matching genético

¿Qué es el test de de compatibilidad genética?

El tcg, test de compatibilidad genética, o matching genético incluye una serie de estudios genéticos que se hacen para conocer de qué mutaciones somos portadores y saber si compartimos alguna mutación con la pareja reproductiva. Es un test que nos permite minimizar el riesgo de que la enfermedad de la que somos portadores sea heredada por el bebé. El TCG nos permite saber qué mutaciones tiene cada uno, cruzar los datos genéticos y saber qué riesgo existe de transmitir una enfermedad genética al bebé.

Es importante recalcar que todos somos portadores de alguna enfermedad genética pero eso no implica que estemos enfermos y que vayamos a transmitirlo a nuestros hijos. Somos portadores de enfermedades recesivas es decir a pesar de ser portadores de algún tipo de enfermedad, no nos encontramos mal, ya que son asintomáticas. En el caso que nuestra pareja también sea portadora de esa enfermedad existe la posibilidad que el niño herede los dos genes y contraiga la enfermedad. Con este test se estudian cientos de enfermedades.

¿Cuando se recomienda hacer el test de compatibilidad genética?

Se recomienda a aquellas parejas que antes de ser padres quieren saber los riesgos que existen de transmitir una enfermedad hereditaria al bebé. Da igual si van a llevar a cabo un proceso de fertilización in vitro o no, es un test que se hace para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades.

El matching genético se puede hacer tanto para poder seleccionar mejor a los donantes cómo dentro de la pareja para saber si se comparten o no enfermedades genéticas.

Pongamos por ejemplo que una mujer que desea hacerse inseminación artificial con semen de donante y desea seleccionar al donante con el que no comparta ninguna enfermedad con ella, lo que esta mujer puede hacer es el test matching asistido para poder seleccionar mejor al donante.

Hay que recalcar que aunque estos test son bastante efectivos no lo son al 100% pero sí sirven para reducir mucho el riesgo de transmitir la enfermedad al hijo/a.

¿Qué pasa si una pareja no es compatible genéticamente?

Si al hacer el estudio el riesgo es alto existen varias opciones:

  • Intentar quedarse embarazada de forma natural y en el momento de quedarse embarazada hacer una amniocentesis para ver si el bebé está sano
  • Hacer FIV y hacer un diagnóstico genético preimplantacional para saber si los embriones que se han generado están sanos o no. El embrión sano se transferirá al útero materno
  • Recurrir a donante de óvulos o esperma para así minimizar el riesgo de transmitir la enfermedad al bebé

Back to the list





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg