Blog

Transferencia selectiva de embriones para evitar el embarazo múltiple

Transferencia selectiva de embriones para evitar el embarazo múltiple

Embarazo múltiple en FIV

Durante muchos años para poder evaluar los programas TRA (Técnicas de Reproducción Asistida) se utilizaba el valor de la frecuencia de embarazos por ciclo. Para poder mejorar estos resultados, en la mayoría de los casos, en un solo ciclo FIV se transferían 3, 4 incluso 5 embriones. Hoy en día esto ya no se hace y en algunos países está prohibido transferir más de dos ya que es peligroso tanto para la madre y como para el bebé, especialmente, si la mujer tiene más de 35 años.
Los médicos afines a la transferencia de dos embriones, afirman que las posibilidades de que ambos embriones se desarrollen son mínimas, y las posibilidades de que el embarazo llegue son mayores. Pero hay que tener en cuenta que en la concepción natural solo un 1% llega a ser un embarazo múltiple, en los casos FIV es una de cada 3 o 4 embarazos en los que se transfirieron más de un embrión.

Embarazo múltiple riesgos

Un embarazo múltiple es un gran reto para la mujer, ya que suele ir acompañado por una subida de la presión arterial, mayor riesgo de hemorragias y gestosis. 
Pero los riesgos para el feto son aún mayores, y la mayoría de ellos están relacionados con el parto prematuro, que se da en el 50% de los embarazos múltiples (en un embarazo único es menor del 10%).
Si los niños nacen prematuramente necesitan ayuda desde el primer segundo de su vida y una rehabilitación especial. Es más probable que tengan alguna patología seria, como parálisis cerebral infantil, sordera, ceguera y otras. Y aunque estas patologías se consiguieran evitar, los niños prematuros se desarrollan con más dificultad. Para disminuir este riesgo en muchos países se utiliza la tecnología de transferencia selectiva de un embrión (eSET).

Cómo funciona la tecnología de transferencia selectiva de un embrión (eSET)

Durante la fecundación in vitro, se obtienen varios embriones. Estos se cultivan en un laboratorio hasta su etapa de blastocisto (el día 5 o 6). Hay varias categorías de embriones dependiendo de su calidad perfectos, buenos y malos. Para la tecnología eSET se selecciona un embrión perfecto o bueno para la transferencia. El resto de los embriones, menos los malos, se crioconservan por si es necesaria otra transferencia o si en un futuro la pareja quiere tener más hijos.
El resultado de la FIV con eSET disminuye entre un 15 y 18% la posibilidad de embarazo, por lo que no es recomendable para algunas pacientes. Sobre todo para las mujeres mayores de 37 años y las que han tenido dos o más intentos FIV fallidos. A este tipo de mujeres se recomienda la implantación de al menos dos embriones.

Back to the list





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada