Transporte de los Embriones y Óvulos
15.12.2016

Transporte de los Embriones y Óvulos

Transporte de los Embriones y Óvulos

El deseo y la necesidad de ser madre existe en cada mujer, pero por desgracia no la capacidad de quedarse embarazada. La medicina reproductiva del siglo XXI no solo ofrece esperanza, sino una posibilidad real de convertirse en padre y madre, independientemente de la edad y los problemas de salud.

Las tecnologías de reproducción asistida ponen a nuestro alcance métodos como la fecundación in vitro y la maternidad subrogada. Junto a ellos existe la posibilidad de “crioconservar” y transportar nuestros propios gametos o material donado, guardándolo durante años.

Para una conservación prolongada del esperma, embriones, óvulos u otro material biológico se aplica el método de crioconservación. Es una congelación profunda y con su ayuda se mantienen las propiedades del material genético a lo largo de mucho tiempo.

Hay numerosas causas por las que se necesita transportar el material biológico. Las causas más comunes son:

  • Necesidad de obtener esperma donado u óvulos crioconservados con unas características determinadas o poco comunes (un grupo sanguíneo raro, nacionalidad, rasgos particulares).
  • Puede aparecer la necesidad de transportar los embriones si se ha empezado el tratamiento en una clínica y después la pareja decidió continuar en otra.
  • Programas de maternidad subrogada en otros países o ciudades.

Para que el envío se realice con éxito, durante el proceso de crioconservación, es necesario congelar previamente los embriones en nitrógeno líquido. A diferencia de los óvulos, que necesitan de unas condiciones muy específicas, ya que contienen gran cantidad de agua, un óvulo se cristaliza muy rápido en nitrógeno líquido. Esta cristalización causa la rotura de la membrana de la célula destruyéndose el material genético. Para el transporte de oocitos se aplica el método denominado vitrificación.

Los embriones a su vez no contienen agua y se les coloca en un medio de cultivo especial que contiene crioprotectores. Son los que previenen la destrucción del embrión conservándolos durante un largo tiempo en estado congelado.

Para su transporte se utilizan contenedores especiales, Dewar. La singularidad de este contenedor consiste en que, gracias a un buen termo-aislamiento, dentro de él se mantiene una temperatura constante. El periodo de transporte del biomaterial no debe superar los 21 días.

Si en una clínica el programa de crioconservación (vitrificación) está bien desarrollado el porcentaje de supervivencia de los óvulos y embriones después de su descongelación ronda el 98%. A su vez la crioconservación y el transporte del esperma no implica ninguna complicación.

Back to the list





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg