Endometriosis

¿Qué es Endometriosis?

Antes de definir la endometriosis hemos de conocer lo que es el endometrio, éste es una mucosa que recubre el interior del útero. Por lo tanto, en la endometriosis lo que sucede es que crece fuera del útero un tejido endometrial, que puede alcanzar la cavidad pélvica los ovarios, detrás del útero, los ligamentos uterinos, la vejiga urinaria o el intestino. Es menos frecuente que la endometriosis aparezca fuera del abdomen como en los pulmones o en otras partes del cuerpo.

la endometriosis

La endometriosis es por tanto un trastorno del sistema reproductor femenino que preocupa a un gran número de mujeres en edad reproductiva. Sin duda la endometriosis es una enfermedad que consume por dentro a la mujer , le procova dolor y puede afectar gravemente a su fertilidad femenina. La variedad más extendida de la endometriosis es la genital, siendo más del 90% de todos los casos, el endometrio se extiende a los órganos reproductivos (cuello uterino, vagina, las trompas de Falopio, ovarios, pelvis). La zona más común en la que se localiza la endometriosis suele ser el ovario.

En la mayor parte de los casos es difícil detectar esta enfermedad por lo tanto es más complicado tratar los síntomas de la endometriosis con antelación.

¿Cuál es la función del endometrio?

El endometrio cumple dos funciones;

  • En el momento de la concepción sirve para que el embrión se adhiera en él, dando lugar a la futura gestación
  • Si no hay concepción, el endometrio se despendre produciendo el sangrado vaginal o período menstrual. Al formarse tejido endometrial fuera del útero lo que pasa es que en el momento de la menstruación muchas zonas donde ha crecido este tejido quedan bloqueadas impidiendo su desprendimiento normal, lo que puede ir acumulándose mes a mes hasta crear quistes de endometriosis de tamaños elevados que pueden dañar los órganos reproductores de la mujer.

Endometriosis síntomas

endometriosis sintomas
¿Como detectar la endometriosis? Si bien hay algunas mujeres que no experimentan ningún síntoma hay otras que sí pueden padecer algunos de los siguientes:

  • Dismenorrea o dolor durante la menstruación
  • Dolor al mantener relaciones sexuales ello se produce porque la penetración vaginal puede presionar alguna zona con afectación por endometriosis: ovarios, techo vaginal y ligamentos uterosacros.
  • Sangrado uterino extraño: muchas mujeres con endometriosis presentan una alteración en sus ciclos menstruales, pudiendo experimentar pequeñas pérdidas entre reglas
  • Infertilidad: existe una relación muy directa entre infertilidad y endometriosis ya que debido a que el crecimiento de tejido endometrial fuera del útero generalmente en los ovarios, impiden que éstos funcionen correctamente lo que dificulta la unión del óvulo y el espermatozoide y que impiden a la mujer quedar embarazada
  • Molestias al orinar e incluso sangrado

¿Cuáles son las causas de la endometriosis?

En la actualidad no está del todo claro por qué aparece la endometriosis, por lo tanto es bastante difícil su prevención, pero  sí es cierto que hay una serie de factores de riesgo que hay que tener en cuenta:

  • Factores hormonales: ciclos menstruales cortos (menos de 27 días) o ciclos con sangrado menstrual abundante (más de siete días). También la edad precoz de la primera regla (menarquia precoz).
  • Intervenciones quirúrgicas que se hayan hecho en el útero.
  • Problemas inmunitarios que hacen que las celulas endometriales no sean reconocidas como ajenas y por tanto acaben desarrollandose en otros órganos.
  • Presencia de alteraciones anatómicas en el tracto genital.
  • Tabaquismo ya que reduce el estradiol
  • Realizar ejercicio durante más de 7 h a la semana
  • Factores genéticos: la asociación familiar es un hecho probado, así como la afectación de gemelas, aunque no se han identificado todavía los genes concretos.

Tipos de endometriosis

Existen tres tipos de endometriosis, en función de cómo se manifieste y dónde se localice.

  • La endometriosis peritoneal o superficial, donde los implantes de tejido endometrial asientan en la zona más superficial de los ovarios y en la zona del peritoneo superficial, mostrándose como lesiones rojizas y formando pequeñas cicatrices con el tiempo.
  • La endometriosis de los ovarios, donde se aprecian pequeños quistes en estos, con aspecto achocolatado, por lo que se conocen como quistes de chocolate. A veces forman adherencias con los tejidos adyacentes como las trompas de falopio o el peritoneo.
  • La endometriosis profunda, que es la forma más grave y que puede acarrear consecuencias graves para la mujer. Suelen formarse pequeños nódulos de endometrio en capas más profundas del peritoneo y de toda la cavidad pélvica, así como infiltrar el riñón, uréter, vejiga, etcétera.

Diagnóstico de la endometriosis

endometriosis diagnostico

Para diagnosticar la endometriosis se suele realizar una serie de pruebas

  • Una exploración física de la paciente. Lo que se hace es hacer un examen pélvico integral. Esta exploración ginecológica suele ser insuficiente para realizar un diagnóstico efectivo y concluyente pero sí es válida para descrubrir si la paciente siente dolor al palpar determinadas zonas del aparato reproductor y por tanto ser indicio de una posible endometriosis.
  • Ecografías: la ecografía será muy útil para detectar si hay quistes en los ovarios
  • Resonancia magnética nuclear: ésta se empleará en los casos de endometriosis profunda y con afectación del recto.
  • Laparoscopia: es la prueba que dará el diagnóstico definitivo de endometriosis. Esta técnica permite ver el interior del abdomen a través de un par de orificios, observar las lesiones directamente, y coger muestras para analizarlas con el microscopio. Además, a la vez se puede proceder a la extirpación quirúrgica de las lesiones.

Grados de endometriosis

grados endometriosis

Según las lesiones que se visualizan y su extensión, se dará una puntuación determinada, que permite clasificar la endometriosis en cuatro estadios:

  • Estadio I: afectación mínima, lesiones aisladas.
  • Estadio II: afectación leve, lesiones superficiales.
  • Estadio III: afectación moderada, lesiones múltiples e infiltrativas.
  • Estadio IV: afectación severa, lesiones profundas con afectación de órganos y estructuras adyacentes.

Según estos estadios existe una clara relación con la infertilidad, asumiendo mayor tasa para el estadio IV y menor para el estadio I.

Endometriosis tratamiento

Aunque no existe cura definitiva, porque es una enfermedad crónica, existen diversos fármacos para tratar la endometriosis y superar los problemas de infertilidad. La elección de uno u otro dependerá de varios factores como la edad de la paciente, la gravedad etc.

Tratamiento médico de la endometriosis

tratamientos endometriosis

Los distintos fármacos que se emplearán son los siguientes:

  • Progestágenos: inhiben el crecimiento del tejido del endometrio y también inhiben la producción de hormonas ováricas. La duración del tratamiento es de por lo menos seis meses, y existen algunos efectos secundarios como pueden ser las náuseas, el sangrado entre reglas etc.
  • Danazol: produce una disminución de los estrógenos, de las hormonas estimulantes del ovario, y del crecimiento de las lesiones.  A nivel clínico origina una mejoría del dolor pelviano y del dolor en las relaciones sexuales y produce amenorrea (ausencia de menstruación). Como efectos adversos destacan los secundarios a un aumento de los andrógenos: ganancia de peso, acné, aumento del vello corporal, etcétera.
  • Gestrinona: tiene una posología más cómoda y un efecto menos virilizante que el danazol, por lo que se tolera mejor, siendo su eficacia similar.
  • Análogos de la GnRH: también son útiles para el dolor y la reducción del tejido del endometrio. Producen un estado similar a la menopausia por lo que será normal que la paciente tenga sofocos, irritabilidad, dolores de cabeza La duración del tratamiento no debe ser inferior a seis meses.
  • DIU:  este método anticonceptivo es eficaz para paliar el dolor de la endometriosis

Tratamiento quirúrgico de la endometriosis

tratamiento quirurgico endometriosis

La cirugía está indicada para síntomas graves y cuando la enfermedad está avanzada.

Se pueden distinguir dos tipos de intervenciones:

  • Cirugía conservadora: se mantiene el útero y la mayor cantidad posible de tejido ovárico. Consiste en eliminación con láser de las lesiones provocadas por la endometriosis, y la extirpación de las adherencias o fibrosis asociadas.
  • Cirugía radical o definitiva: consiste en la extirpación del útero con extirpación también de las trompas de falopio y los ovarios en el caso que éstos se encuentren afectados. La cirugía radical sólo se realiza en casos graves. A la hora de tomar esta decisión es importante saber si la mujer quiere tener hijos o no porque tras la extirpación será muy difícil el embarazo.

Tratamiento combinado

Se trata de combinar el tratamiento médico y el quirúrgico, y existen dos variantes:

  • Tratamiento médico preoperatorio: antes de la cirugía se administra tratamiento médico para disminuir el tamaño de las lesiones, y reducir de esta forma la extensión de la cirugía.
  • Tratamiento médico postoperatorio: cuando no se consigue resecar los implantes por completo con la cirugía, se aplica un tratamiento médico para controlar la enfermedad residual.
Una vez que gracias a los tratamientos la endometriosis esté bajo control se ha de buscar un embarazo cuanto antes, para así evitar el empeoramiento de la enfermedad o el crecimiento de nuevos tejidos endometriales. Por lo general para lograr el embarazo se lleva a cabo la fecundación in vitro.

El dolor pélvico crónico en endometriosis

Se considera que es crónico cuando su duración supera los 6 meses. Muchas mujeres afectadas por endometriosis padecen dolor pélvico crónico. Todo ello sucede porque en primer lugar al ser difícil de diagnosticar muchas mujeres tardan muchos años en descubrir que tienen esta enfermedad, y cuando lo hacen el dolor ya se ha convertido en algo crónico en su cuerpo, por otra parte  la endometriosis provoca una inflamación en los tejidos en los que se encuentran lo que acaba provocando dolor. La tasa de dolor pélvico crónico es más elevada en mujeres con endometriosis. Al ser un dolor crónico sucede que aunque haya una eliminación de estos tejidos, el dolor puede seguir existiendo debido a las secuelas que ha causado la endometriosis, que ha acabado afectando a todo el sistema somato sensorial.

En el último congreso mundial llevado a cabo en Francia, se reunieron los mejores expertos a nivel mundial y definieron qué criterios se han de cumplir para considerar que una mujer tiene hipersensibilización pélvica y por tanto dolor pélvico crónico causado por endometriosis:

  • Dolor de huesos o músculos
  • Migrañas
  • Problemas al defecar
  • Diarrea
  • Dolor al miccionar
  • Dolor al mantener relaciones sexuales

La hipersensibilización pélvica provoca una serie de sintomatología que aparece como consecuencia de las secuelas que ha provocado la endometriosis en la paciente.

Tratamiento dolor pélvico crónico

Para tratar este dolor pélvico crónico lo primero es tratar la endometriosis y si aún así persiste el dolor lo que se hace es administrar fármacos que afectan al sistema nervioso, como fármacos antiepilépticos y antidepresivos (porque potencian las vías que inhiben el dolor)

Endometriosis y embarazo

Las mujeres con endometriosis presentan un riesgo mayor de infertilidad y de abortos, por ello lo mejor para diagnosticar a tiempo esta enfermedad es realizarse exámenes y controles ginecológicos periódicos, sobretodo si se presenta alguno de los síntomas anteriormente mencionados.

Endometriosis e infertilidad

¿Por qué la mujeres con esta enfermedad no logran quedar embarazadas? Lograr el embarazo en estas condiciones se hace más difícil porque probablemente el ovario esté dañado, o las trompas de falopio bloqueadas por este tejido lo que hacen más complicado que se produzca la concepción. Es una enfermedad inflamatoria que influye directamente en el proceso de ovulación y su fecundación. No obstante no todas las mujeres que tienen endometriosis tienen problemas para quedar embarazada, todo ello dependerá del grado que se tenga. Así en casos leves es normal que los ginecólogos, una vez diagnosticada la enfermedad, en un primer momento recomienden intentar concebir de forma natural durante un tiempo determinado y si no se logra entonces sí habrá que recurrir a la toma de medicación y/o a la fecundación in vitro. Hay que recalcar que cuando hay endometriosis la inseminación artificial no es efectiva y por eso se recurre directamente a la FIV. En casos más graves, lo más seguro es que se recurra a la cirugía para extirpar los quistes endometriales, sanando así el sistema reproductor femenino para posteriormente llevar a cabo una técnica FIV: Si ni con la FIV se logra la concepción otra opción que tienen las mujeres que la padecen si desean ser madres es optar por la gestación subrogada o a la adopción. 

Por último es interesante comentar que aunque parezca contradictorio y extraño la endometriosis mejora con el embarazo y ¿por qué sucede esto? porque durante el embarazo y la lactancia hay ausencia de regla por lo que al evitar el sangrado ello impide que se formen más quistes en el aparato reproductor de la mujer.





small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg