Infertilidad femenina

Infertilidad femenina

La infertilidad femenina en general es más frecuente que de infertilidad masculina, pero a pesar de ello es una patología difícil de descubrir, normalmente es asintomática y exige que el médico realice un estudio completo con unos análisis y exámenes muy exhaustivos.

¿Qué es infertilidad femenina?

Se considera que hay problemas de fertilidad femenina o esterilidad en la mujer cuando no logra quedar embarazada pasados 12 meses intentando concebir mediante relaciones sexuales frecuentes ( mínimo 3 veces a la semana) sin protección. Aunque es habitual creer que es más común la infertilidad en la mujer, es importante recalcar que no solo la mujer puede tener patologías que impidan concebir, porque también el hombre puede ser el causante de la infecundidad. Es necesario un amplio examen a ambas partes de la pareja. 


infertilidad femenina

Pruebas fertilidad femenina

Antiguamente se utilizaba mucho la técnica de medición de la temperatura basal corporal para conocer el momento de la ovulación pero actualmente se utilizan otras técnicas más eficaces. Lo más importante, antes de realizar las pruebas es importante conocer a fondo el historial clínico de la mujer y sus antecedentes familiares. 
Antes de hacer las pruebas de fertilidad femenina se le preguntan una serie de cosas:
  • Enfermedades importantes en la familia
  • Enfermedades hereditarias
  • Antecedentes de infertilidad
  • Si toman medicamentos, fuma, bebe
  • Antecedentes de menopausia precoz
  • Antecedentes de niños con malformación 
  • Ha sido operada alguna vez de algo
  • Antecedentes familiares de abortos repetidos
  • Antecedentes ginecológicos de la mujer: si ha tenido algún embarazo, si ha tenido algún aborto, si tiene la regla regular o no y cuando fue la última regla
  • Cuanto tiempo llevan buscando un bebé
Las pruebas de fertilidad femenina que se usan actualmente:
  • Analítica hormonal: ha de ser realizada entre el primer y cuarto día de regla. Esto permitirá valorar la fch,lh,progesterona y prolactina el estradiol. El estradiol y el fsh permiten evaluar la reserva ovárica de la mujer. Un valor de fsh entre 10 y 12 y un estradiol de más de 60 pueden indicar que hay baja reserva ovárica.
  • Ecografía transvaginal en la que se hace es un recuento de folículos. Si el recuento de folículos es menor de 6 puede que haya una baja reserva ovárica.En casos que en la ecografía se vean polipos o miomas se puede solicitar una histeroscopia se introduce un tubo dentro del útero y este permite visualizar mediante una camara la cavidad uterina y tratar el polipo. La ecografía transvaginal por tanto es muy útil para ver el útero, saber si tiene una forma y tamaño regular, si hay o no miomas o polipos, si hay alguna malformación, ver como son sus ovarios y la cantidad de folículos. También se analiza la hormona antimulleriana sirve para evaluar la reserva ovárica
  • Histerosalpingografía: que sirve para ver la permeabilidad de las trompas de falopio. Lo que se hace es introducir contraste a través del cérvix y posteriormente realizar radiografías que permiten valorar si las trompas están o no obstruidas.

Infertilidad en mujeres a los 40

La infertilidad femenina a los 40 es cada vez más habitual. Sin duda alguna el principal motivo por el que hoy hay tantas dificultades para tener hijos es la edad a la que empezamos a tenerlos. No solo empezamos más tarde, sino que además tenemos menos hijos por pareja. Una mujer de treinta y tantos o cuarenta y algo, aunque puede encontrarse perfecta físicamente las posibilidades de concebir se reducen porque hay que tener presente que a partir de los 37-38 años se produce una bajada muy importante en la reserva ovárica de la mujer. A partir de los 40 años el ovario ya no se hace tan receptivo a las hormonas, los ovocitos cada vez son menores y de peor calidad lo que hace que hayan más casos de esterilidad femenina debido a la edad. Lamentablemente a pesar del paso de los años no ha sido posible hacer nada para mejorar la calidad de los ovocitos, y estos siguen siendo de peor calidad conforme nos hacemos más mayores. La tasa de fecundidad de mujeres a partir de los 40 años es muy reducida y en el caso que se queden embarazadas existe un riesgo de aborto y de probabilidad que el bebé nazca con algún tipo de anomalía que  han de someterse a pruebas tales como las de diagnostico prenatal, que sirven para detectar anomalías cromosómicas y prevenir así que el bebé nazca con alguna anomalía. Por otra parte hay que tener en cuenta que la pérdida de fertilidad a partir de los 40 años es exponencial es decir con cada año que va pasando las posibilidades de embarazo caen notablemente de modo que a los 45 años las posibilidades de embarazo pueden ser casi nulas. Aquellas mujeres que desean ser madres a los 40 y no logran concebir, se les recomienda directamente realizar la fecundación in vitro porque la inseminación artificial a esa edad no es efectiva.

Síntomas de una mujer esteril

Los síntomas de infertilidad femenina que nos pueden ayudar a detectar esta patología de forma anticipada:

  • Dolor excesivo en la parte inferior del abdomen
  • Ciclo menstrual irregular, ya que pueden ser una señal de ovarios poliquísticos
  • Ausencia de ovulación o anovulación lo que impide a la mujer quedar embarazada. Esto puede ser debido al estrés, ovario poliquístico, gran aumento o pérdida de peso.
  • Sangrado excesivo durante la menstruación
  • Flujo inusual de la vagina

Infertilidad femenina causas

infertilidad femenina causas

Lo más importante en todos los casos es descubrir las causas de la esterilidad femenina y comenzar a luchar contra ella.

Las causas infertilidad femenina más frecuentes encontramos las siguientes:

  • Infecciones de los órganos abdominales
  • Patologías genéticas
  • Problemas de ovulación originados por estrés , abuso de alcohol o drogas, quistes, exceso de peso, anorexia, etc.
  • Intervenciones quirúrgicas, traumas cerebro-craneales
  • Estrés y la disminución de los procesos fisiológicos después de los 35 años de edad
  • Síndrome de ovarios poliquísticos
  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Anormalidad en el cuello uterino
  • Endometriosis
  • Sindrome de asherman
  • Trompas de Falopio dañadas
  • Clamidia
  • Toma de algunos medicamentos para tratar depresión y el cáncer pueden afectar también a la fertilidad de la mujer.Problemas con la tiroides
  • Factores psicológicos.
  • Anovulación.
  • Menopausia precoz o prematura.
  • Factores uterinos
  • Malformaciones uterinas.
  • Fibromas uterinos (leiomiomas).
  • Moco cervical insuficiente (para el movimiento y supervivencia del esperma).
  • Vaginismo.
  • Obstrucción vaginal.
  • Factores genéticos
  • Anorexia

Tipos de infertilidad en la mujer

Infertilidad femenina primaria

La infertilidad femenina primaria es aquella en la que la mujer nunca ha podido quedar embarazada. En este caso hay muchos factores que pueden explicar esta infertilidad desde ovarios poliquísticos, endometriosis, mujeres mayores de 35 años, malformaciones en el útero etc... Lo importante es acudir a un especialista para que realice una serie de pruebas para poder determinar las causas y valorar así los posibles tratamientos.

Infertilidad femenina secundaria

La infertilidad femenina secundaria se determina por el hecho de que la mujer ya ha tenido un embarazo con parto o sin él, pero ya no logra volver a quedar embarazada.

Infertilidad femenina secundaria causas

Las causas más comunes:
  • Problema hormonal: cuando la mujer en no tiene una suficiente cantidad de hormonas, progesterona y estrógenos, necesarias para quedar embarazada
  • Trastornos en la prolactina, una hormona que es la productora de la leche materna 
  • Trompas de falopio obstruidas: a veces muchas mujeres que sufren de inflamaciones pélvicas y no se tratan correctamente, eso con el tiempo les puede provocar obstrucciones en sus trompas de falopio
  • La edad: la mejor etapa reproductiva de las mujeres entre los 20 y los 35 años. Menos de los 20 años no, porque todavía sus órganos reproductores no han alcanzado una madurez como debe ser y por encima de los 35 en cambio ya comienzan a envejecer dichos órganos y hay menos posibilidades

Infertilidad femenina diagnóstico


infertilidad femenina diagnostico

Para diagnosticar la esterilidad femenina se llevan a cabo una serie de pruebas:

  • Análisis de sangre y orina: gracias a estos análisis se examinarán con detenimiento la cantidad de hormonas en sangre y orina
  • Examen vaginal: el ginecólogo mediante la inserción de un espéculo en la vagina podrá observar el tamaño y forma tanto del útero como de los ovarios
  • Histeroscopia: se introduce un esteroscopio en la vagina y el cuello uterino para poder mirar dentro del útero con más detalle
  • Laparoscopia: mediante cirugía se realiza un pequeño corte en el ombligo y se introduce un endoscopio para poder mirar dentro del abdomen. 
  • Ultrasonido: a través de ondas sonoras se muestran imágenes de dentro del abdomen y detectar posibles anomalías

¿Se puede prevenir la infertilidad en la mujer?

La fertilidad femenina es un tema que preocupa cada vez a más mujeres. De forma frecuente, muchas de ellas se hacen la pregunta:
¿es posible hacer algo para prevenir los problemas de esterilidad femenina? Pues bien, en el caso que la infertilidad de la mujer venga dada por problemas genéticos o enfermedades graves es más difícil que podamos hacer algo para prevenirla, pero en el resto de casos sí podemos hacer algo:
  • No excederse en la toma de alcohol
  • No tomar drogas 
  • Realizar controles periódicos al ginecólogo. Lo importante es, ante cualquier signo de infertilidad en la mujer, acudir al médico de forma que pueda detectar a tiempo y tratar cualquier anomalía
  • Usar protección para evitar enfermedades de transmisión sexual
  • Llevar a cabo una buena higiene íntima para evitar infecciones
  • Estilo de vida saludable y dieta equilibrada

Infertilidad femenina tratamientos

infertilidad femenina tratamientos

 El tratamiento de la infertilidad en mujeres será uno u otro dependiendo de la situación y de la gravedad del caso:
  • Si es un problema obstructivo se somete a la mujer a una serie de exámenes, y  se valora la necesidad de llevar a cabo un tratamiento quirúrgico con laparoscopia para tratar de eliminar esas adherencias que obstruyen las trompas.
  • Si es un problema por edad, entonces habrá que valorar realizar algún tratamiento de fertilidad, normalmente el más efectivo es el de fecundación in vitro
Se lleva a cabo el tratamiento para la fertilidad femenina cuando:
  • Son menores de 35 años y han tratado de quedar embarazadas durante un período de 12 meses, manteniendo relaciones sexuales de forma constante, como mínimo tres veces a la semana y sin protección
  • Son mayores de 36 años que han intentado quedar embarazadas durante un período de 6 meses, practicando relaciones sexuales también de forma constante y sin usar protección

En cuanto a los tratamientos infertilidad, pueden ser varios:

  • Cirugía en las trompas de Falopio con el fin de ayudar a que los óvulos pasen de los ovarios al útero
  • Hiperestimulación ovárica controlada o estimulación de la ovulación: consiste en administrar medicamentos a través de inyecciones subcutáneas que contienen hormonas, con el fin de estimular a los ovarios para que estos desarrollen múltiples folículos para posteriormente poder extraer mediante punción ovárica los más adecuados para realizar técnicas de reproducción asistida. Este tipo de hormonas han de administrarse durante los primeros días de regla
  • Técnicas de reproducción asistida como:

  1. Inseminación in vitro: los óvulos se fecundan fuera del útero con el espermatozoide en un laboratorio y luego se transfieren a la mujer.
  2. Inseminación artificial: Se hace una selección de los espermas de mejor calidad y éstos son introducidos en el útero de la mujer
  3. Gestación por sustitución o subrogada: El bebé se gesta en el vientre de otra mujer llevando a cabo la técnica de fecundación in vitro

  • Administración de medicamentos que ayuden a segregar más hormonas y facilitar la ovulación. En general el tratamiento de la esterilidad femenina comienza con medicación, pero hay muchas personas que debido a los efectos secundarios que causan en el organismo prefieren recurrir a otras técnicas como la Fecundación in vitro o inseminación artificial.

Algún tiempo atrás, estas patologías se creían imposibles de superar, pero hoy en día gracias a la fecundación in vitro y a la maternidad subrogada no hay ningún impedimento para que una pareja pueda tener hijos. Todos estos años de imparables avances demuestran que la infecundidad es tratable. El primer paso es dar con un diagnostico exacto y descubrir los posibles tratamientos.



Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada