Infertilidad masculina

Infertilidad masculina

La infertilidad masculina es más frecuente de lo que podamos pensar. Aunque en general existen menos casos de infertilidad de hombres que de mujeres, estos han ido incrementando con el paso de los años de forma que en la actualidad en el 40-45% de los matrimonios infértiles el problema se esconde en la disfunción del sistema reproductivo masculino. Podemos hablar de problemas de esterilidad masculina cuando la pareja no es capaz de concebir durante un año, sin usar ningún método anticonceptivo y habiendo mantenido una vida sexual activa, mínimo 3 veces a la semana.

infertilidad masculina

Infertilidad masculina causas

Las causas de infertilidad masculina se observan cuando aparecen dificultades a la hora de concebir un hijo. Estas complicaciones pueden estar relacionadas con problemas de salud, herencia, traumas, una forma de vida poco saludable y otros factores que pueden causar infertilidad.

Son causas de infertilidad masculina los siguientes factores:

  • Infecciones en el tracto urogenital
  • Varicocele
  • Aumento de la temperatura del escroto o varicocele
  • Eyaculación precoz
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Trastornos endocrinos
  • Usar ropa interior muy ajustada o tomar baños muy calientes puede afectar a la cantidad de espermatozoides
  • Estilo de vida poco saludable: Abuso de alcohol, tabaco u otras drogas
  • Anormalidades genéticas
  • Factores inmunológicos
  • Anormalidades congénitas

Sin embargo, cabe destacar que en el 30-40% de los casos de esterilidad masculina es difícil saber sus causas.

Infertilidad masculina tipos

infertilidad masculina tipos 


Oligospermia

La infertilidad masculina es provocada porque existe muy poca concentración de espermatozoides en el semen. En los casos de oligospermia lo que se suele recomendar es mantener relaciones sexuales de forma menos habitual para lograr que haya una mayor concentración de esperma durante la eyaculación. Si no se logra la fecundación debido a la escasez de espermatozoides, una técnica de reproducción asistida que puede ser eficaz es la inseminación artificial.

Aspermia

En este caso se debe a un problema de eyaculación retrógada, que quiere decir que el semen no logra salir al exterior, el hombre siente como si hubiera eyaculado pero el semen no sale en la eyaculación. Este tipo de problema sucede  porque existe una obstrucción en el conducto seminal.

Azoospermia

Un tipo de infertilidad masculina bastante frecuente, y lo que sucede en este caso es que que hay ningún espermatozoide en el semen lo que provoca de inmediato esterilidad masculina.

Tipos azoospermia

Encontramos dos tipos de azoospermia:
  • Azoospermia obstructiva
En este caso el testículo sí es capaz de producir esperma el problema es que debido a una obstrucción de los conductos seminales que impiden que estos salgan y por eso en el momento de eyacular estos no están presentes.
  • Azoospermia secretora o excretora

En este caso, el testículo no es capaz de cumplir su función de producción de esperma. En algunos casos los hombres nacen con este problema y en otros casos les aparece con el tiempo.
       

        Causas de la azoospermia secretora

  • Alteraciones hormonales
  • Algunas enfermedades como paperas o meningitis
  • Problemas en los testículos
  • Consumo de determinados medicamentos como los anabolizantes. 
  • Tratamientos de quimioterapia o radioterapia

¿Qué tratamientos se llevan a cabo en casos de azoospermia?

En estos casos  para conseguir el espermatozoide se suelen usar tres técnicas:

  • Biopsia testicular: se lleva a cabo una ligera incisión en el escroto para poder obtener una muestra
  • Aspiración de epidídimo: esta técnica consiste básicamente en aspirar un líquido que se encuentra en el órgano situado encima del testículo, llamado epitimo. De este líquido se extraerán los espermatozoides
  • Aspiración testicular: muy parecida a la anterior técnica lo que en este caso se realiza la aspiración sobre el propio testículo
Si a pesar de estos tratamientos no se logrará la fecundación la mejor opción sería recurrir a donantes de semen.

Oligoastenozoospermia

Es la reducción del número de espermatozoides y de la movilidad de los mismos.

Astenozoospermia

Un tipo de esterilidad masculina que viene originada porque los espermatozoides presentan una baja movilidad, lo que dificulta mucho las probabilidades de que alcancen al óvulo.

Teratozoospermia 

En este caso existen espermatozoides anormales que sufren anomalías en el cuello, la cola o en la cabeza, por lo que o no pueden fecundar o el embarazo será anómalo.

Infertilidad masculina síntomas

En cuanto a los síntomas de la infertilidad masculina, encontramos los siguientes: 
  • Varicocele o varices en los testículos: Aparecen una serie de varices en las venas responsables de drenar la sangre de los testículos. A veces el hombre puede sentir incluso dolor en los testículos. El varicocele puede reducir el conteo de esperma y causar por tanto infertilidad en el hombre.
  • Bajos niveles de testosterona o hipogonadismo: La testosterona es la principal hormona sexual del hombre por tanto cuando hay una deficiencia de esta hormona puede causar infertilidad femenina. Una forma de detectar si existe hipogonadismo es observar si se producen alguno de estas situaciones: caída de pelo en el cuerpo, piel reseca y arrugas, cambios en la voz, disfunción eréctil, reducción del tamaño de los testículos, pérdida de la líbido
  • Infecciones en el sistema urinario masculino que causa dolor al hacer orinar

Infertilidad masculina diagnóstico

infertilidad masculina diagnostico

  • Exploración de los testículos y el pene para descartar posibles anomalías
  • Seminograma: se lleva a cabo un análisis para ver la cantidad, la movilidad y la forma de los espermatozoides. En técnicas de reproducción asistida este análisis del semen se hace imprescindible para que todo el proceso sea un éxito. 
  • Cultivo del semen que permitirá valorar si hay alguna infección seminal
  • Análisis hormonal
  • Análisis de sangre específico para descartar la esterilidad cromosómica
  • Ecografía de los testículos
  • Biopsia testicular: se realiza una pequeña incisión para extraer tejido testicular y poder analizarlo
  • Estudio histopatológico: se analiza la capacidad del testículo de cumplir su función de producir espermatozoides.

¿En qué casos es necesario realizar una biopsia testicular?

En los programas de maternidad subrogada se implantan embriones que han sido conseguidos por métodos de fecundación in vitro, y para ello son necesarias muestras de espermatozoides de buena calidad. Si en la eyaculación no hay espermatozoides( azoospermia) o hay muy pocos( oligospermia) es necesario realizar una biopsia testicular. Existen varios tipos de biopsias y su elección dependerá de la conclusión del médico:
  • El método MESA (la aspiración de espermatozoides del epidídimo por microcirugía) la cantidad de tejido que se extrae es mínima
  • El método TESE (extracción de espermatozoides del testículo por biopsia) que consiste en biopsias múltiples de diferentes zonas testiculares. Tan solo unos mililitros cúbicos de líquido epididimal generan millones de espermatozoides aptos para la fecundación, por ello muchas veces parte del material obtenido se crioconserva
  • El método PESA (aspiración percutánea del epidídimo) 
  • Método TEFNA (una aspiración con aguja fina de espermatozoides del epidídimo y del testículo)
Los espermatozoides obtenidos en estas biopsias pasarán por una preparación previa para ser inyectados posteriormente dentro del citoplasma de los óvulos. Después los embriones se cultivarán y se implantarán en el útero de la madre subrogada siguiendo el protocolo de una FIV común. 

Infertilidad masculina tratamiento

infertilidad masculina tratamientos

Hoy en día existen varios tratamientos para infertilidad masculina:

  • Medicación con el objetivo de incrementar la producción de espermatozoides
  • Intervenciones quirúrgicas: sobre todo en el caso de obstrucción de las vías seminales, lo que se hace es realizar una operación para eliminar esa obstrucción, permitir que los espermatozoides puedan salir tras la eyaculación y evitar así problemas de fertilidad masculina.
  • Tratamientos naturales: también existen algunos tratamientos naturales útiles para aumentar la fertilidad masculina, tales como complejos vitamínicos, la maca peruana y la L-carnitina
  • En el caso de casos de infertilidad reversible siempre es posible recurrir a la donación del esperma.
  • Técnicas de reproducción asistida como:
  1. FIV
  2. ICSI o inyección intracitoplasmática de espermatozoides. Es una técnica similar a la FIV convencional, pero en este caso lo que se hace es mediante una técnica compleja se inyecta el espermatozoide directamente en el óvulo.
  3. IMSI: Esta técnica consiste en introducir dentro del óvulo un espermatozoide seleccionado previamente. IMSI se parece al método ICSI, pero durante este procedimiento se realiza una selección más exhaustiva entre los espermatozoides.Esta técnica se suele aplicar en casos de Teratozoospermia una alteración que afecta a la calidad del semen, es causada porque los espermatozoides sufren anomalías en el cuello, la cola o en la cabeza, por lo que o no pueden fecundar o el embarazo será anómalo.

¿Cuando se emplea la técnica FIV-ICSI o inyección intracitoplasmática?

  • En casos de enfermedades infecciosas graves
  • Cuando se emplean muestras de semen que han sido congeladas previamente, por ejemplo, en casos de hombres que han sido sometidos a quimioterapia. Esta muestra tiene tanto valor que se emplea esta técnica para que el éxito de fecundación sea más elevado.
  • Casos más graves de infertilidad, sobre todo en aquellos en los que hay poca movilidad de los espermatozoides (astenospermia) 

Prevención de la infertilidad en el hombre

Aunque en los casos de infertilidad en el hombre ocasionada por temas genéticos y enfermedades no se puede hacer nada, el resto de casos si es posible hacer algo para reducir las posibilidades:
  • Llevar ropa interior más holgada
  • Llevar un estilo de vida más saludable sin abusar del alcohol, tabaco y otras drogas
  • Usar protección, evitando así el contagio de enfermedades
  • Evitar la exposición frecuente a baños calientes o saunas




small_eeuucanada.jpg

small_ru.jpg