FIV o fertilización in vitro: tipos, tratamientos y protocolos

La FIV o también llamada fecundación in vitro, fertilización in vitro o inseminación in vitro es una técnica más compleja que la inseminación artificial y consiste en la fecundación del óvulo fuera del útero de la mujer, un procedimiento que requiere de la intervención de personal altamente cualificado tales como embriólogos y anestesistas. Es una técnica de reproducción asistida altamente eficaz para tratar diversos problemas de infertilidad entre ellos la endometriosis, una patología cada vez más extendida.

INDICE:

 
 1-Tipos de fecundación in vitro
 2-Tratamiento FIV
  2.1 Estimulación ovárica
  2.2 Punción folicular
  2.3 Monitorización del ciclo FIV
  2.4 Transferencia embrionaria
 3-Protocolos FIV
  3.1 Protocolo FIV corto
  3.2 Protocolo FIV largo
  3.3 Cómo elegir el protocolo 
4- FIV diagnóstico y recomendaciones
  4.1 Preparación de la mujer para un tratamiento FIV
  4.2 Preparación del hombre para un tratamiento FIV
  4.3 Recomendaciones antes de iniciar la FIV
 5-Ventajas de la FIV
 6- Desventajas de la FIV

Tipos de fecundación in vitro

1)Fecundación in vitro convencional: En este tipo de fecundación se trata de conseguir la fecundación en el laboratorio, con los óvulos que han sido extraídos previamente del ovario de la mujer, mediante un procedimiento denominado punción folicular, y los espermatozoides que han sido también seleccionados previamente para poder inseminar a los óvulos.

2) Ovodonación: la técnica es similar a la convencional, pero en este caso los óvulos proceden de una donante de óvulos, esto se lleva a cabo en el caso de mujeres con mala o baja reserva ovárica.
3) El método FIV-ICSI o inyección intracitoplasmática de espermatozoides: Con este método lo que se hace es utilizar microscopios de alta tecnología que permiten aumentar la imagen hasta 400 veces, de forma que el embriólogo puede observar con detalle los espermatozoides y elegir los que tengan la forma morfológica adecuada y una gran movilidad. Finalmente el espermatozoide seleccionado se introducirá dentro de una pipeta y será inyectado directamente dentro del óvulo, procediendo así a su fecundación fuera del cuerpo de la mujer.
4) El método PICSI es muy similar al anterior, pero la diferencia radica en que no solo consiste en la selección visual y subjetiva del espermatozoide por parte del embriólogo sino que en este método lo que se hace es utilizar una técnica más objetiva. Los espermatozoides se colocan en una placa PICSI que contiene muestras de hidrogel de hialuronano. Hyaluronan es un biopolímero natural que se encuentra en todas las células humanas, incluida la capa de gel que rodea al ovocito. Los espermatozoides maduros y químicamente competentes se unen al hialuronano, donde el embriólogo los puede aislar para seleccionarlos y posteriormente usarlos para ICSI. Este procedimiento imita un paso clave en el proceso de fertilización natural, la unión de espermatozoides maduros al complejo de ovocitos. Como resultado, el esperma seleccionado es esencialmente el mismo que tendría éxito en el proceso reproductivo natural.

¿Cuando se aconseja el método FIV-ICSI o FIV-PICSI?

Estos métodos se aconsejan en los siguientes casos:

  1. Ausencia de espermatozoides en el líquido eyaculatorio (azoospermia)
  2. Intentos fallidos en FIV anteriores
  3. Una concentración baja de espermatozoides y su morfología anormal (teratozoospermia)
  4. Mala calidad de los espermatozoides descongelados
  5. Baja movilidad de los espermatozoides (astenozoospermia)
  6. Si se planea una PGD (diagnóstico preimplantacional) en el futuro
  7. Baja cantidad de espermatozoides (oligozoospermia)
  8. Anticuerpos del esperma en la eyaculación

Tratamiento FIV

fecundacion in vitro

Un ciclo de fecundación in vitro trata de reproducir lo que sucede naturalmente:

  • El encuentro entre un ovocito y un espermatozoide
  • La fecundación
  • El desarrollo inicial del embrión
El tratamiento FIV se compone de varias fases:

  1. Estimulación del ovario
  2. Punción folicular
  3. Monitorización del ciclo de FIV
  4. Transferencia de embriones

Estimulación del ovario en inseminación in vitro

estimulacion ovarica

Al iniciar el proceso FIV la mujer ha de someterse a un tratamiento de estimulación del ovario con el objetivo de que en ese ciclo el ovario produzca varios ovocitos.
El tratamiento de estimulación ovárica consiste en una inyección subcutánea que ha de inyectarse cada día a la misma hora. Es una hormona que lo que hace es estimular el ovario para que se aumenten los folículos y dentro de los folículos es donde se formarán los ovocitos. El tratamiento suele durar unos 8 días
Normalmente a los 5 días de haber realizado las inyecciones se hace un control para ver cómo responden los ovarios al tratamiento. Se hará una ecografía para ver cuantos folículos se están desarrollando en cada ovario y ver su tamaño. También se hace un análisis de sangre para ver los niveles de estradiol, la hormona que produce los folículos en crecimiento. Estos controles se repiten cada uno o dos días para que si es necesario se hagan cambios en las dosis de medicación y determinar el momento más adecuado para la extracción de los ovocitos. Cuando los folículos alcanzan el tamaño adecuado y los niveles de estradiol son adecuados, se administra otra hormona llamada hormona gonadotropina coriónica ( HCG) para desencadenar la ovulación, esto permitirá que en el plazo de 34-48h se pueda proceder a la extracción de los ovocitos.
La hormona gonadotrópica sirve en definitiva para preparar el endometrio, la capa que cubre el interior del útero para asegurar la buena implantación de los embriones.

¿Qué es el ovocito?

El ovocito u óvulo es el gameto femenino y se calcula que la mujer al nacer tiene unos 400.000 ovocitos que irán madurando paulatinamente durante toda su vida fértil.

Maduración in vitro

Para aquellas mujeres que son más sensibles a las hormonas o tienen antecedentes de hiperestimulación la alternativa es la maduración in vitro, pero tiene tasas inferiores de embarazo.
En este proceso la madre no se somete al tratamiento hormonal, sino que los ovocitos inmaduros son aspirados del ovario y se maduran en el laboratorio para luego ser inseminados con el semen de la pareja y los embriones resultantes ser transferidos al útero.

Punción folicular en fecundación in vitro

puncion folicular

Para extraer los ovocitos lo que se hace es  una breve intervención indolora que no requiere hospitalización. Los ovocitos serán recuperados por vía vaginal, bajo control ecográfico, se puncionan los distintos folículos y se aspirará el líquido folicular donde se hallan los ovocitos. Inmediatamente después serán valorados en el laboratorio de FIV y se guardarán, manteniéndolos unas horas en cultivo in vitro hasta el momento de inseminados con espermatozoides de la pareja. Normalmente se obtiene una media de 8 a 10 ovocitos maduros por ciclo, pero eso dependerá de cada mujer.
En el mismo momento de la punción folicular se solicita una muestra de semen. Una vez que en el laboratorio se ha valorado la muestra, se seleccionarán los de mejor calidad. Si la pareja no puede estar presente el día de la extracción de los ovocitos y aportar la muestra de semen, ésta puede obtenerse unos días antes y ser congelada, pero la congelación puede afectar a la viabilidad de los espermatozoides así que se desaconseja en algunos casos.
Si no se dispone de pareja, se recurrirá a un donante. Para garantizar la máxima compatibilidad se tiene en cuenta el grupo sanguíneo el RH y las características físicas
En determinados casos de esterilidad masculina en que se prevé de antemano un fallo de inseminación in vitro, lo que se hace es llevar a cabo la técnica de microinyección espermática ICSI. Esta técnica consiste en escoger un espermatozoide con características óptimas e introducirlo en el ovocito.


Monitorización del ciclo FIV

monitrorización del ciclo fiv

Los ovocitos y espermatozoides se mantienen en el incubador en cultivo hasta el día siguiente esperando que cada uno de los ovocitos sea fecundado por uno de los espermatozoides. Al día siguiente se realiza la primera valoración para ver si ha habido fecundación. Los ovocitos fecundados se mantienen en cultivo uno o varios días en observación antes de ser transferidos al útero.

Transferencia embrionaria en inseminación in vitro

la transferencia embrionaria

Una vez seleccionados los embriones óptimos se procede al último paso de la inseminación in vitro, la transferencia embrionaria.
Lo primero que se ha de hacer es acordar con la pareja los embriones a transferir, en general se transfieren uno o dos, aunque siempre es mejor transferir uno si éste es de calidad.
El biólogo carga los embriones que hemos decidido transferir en el laboratorio y entonces se procede a transferir estos embriones a la mujer. La transferencia es similar a una citología es indolora. El ginecólogo introduce a través del cuello de la matriz hacia el útero un catéter y a la vez que se está haciendo esto, es necesario realizar una ecografía a través del abdomen para precisar con exactitud la transferencia. Es un proceso muy sencillo que se hace dentro del útero.

En parejas con elevado riesgo de transmitir una enfermedad genética antes de transferir los embriones es posible realizar un diagnóstico genético, para seleccionar los embriones óptimos.
Otra técnica de reproducción asistida cada vez más empleada en la actualidad, es la gestación subrogada.

Protocolos FIV

protocolos fiv

Los protocolos de fertilización in vitro se diferencian solo en el momento de la obtención de óvulos, después siguen los mismos pasos. Encontramos dos tipos de protocolos:

Protocolo corto FIV

En el ciclo corto FIV, la estimulación dura durante 10-12 días y comienza en el tercer o quinto día del ciclo menstrual. Durante la estimulación se utilizan medicamentos hormonales especiales que consiguen estimular los ovarios. Cuando los medicamentos actúan sobre los ovarios estos se activan y comienza el crecimiento folicular.


Protocolo largo FIV

Durante un protocolo FIV largo el proceso de obtención de óvulos maduros ocupa entre 3 y 4 semanas. El ciclo largo FIV se aconseja a las mujeres con una buena reserva ovárica, si el médico espera una cantidad buena de óvulos. El protocolo da comienzo en la fase lútea, día 19-22 del ciclo menstrual.
Primero se administran medicamentos que bloquean la síntesis de la hormona luteinizante. El médico controla el momento en el que los receptores de la hormona luteinizante están menos activos y comienza la hiperestimulación, dura entre 10 y 12 días. Durante el proceso es posible que el médico decida cambiar la medicación, cancelar la estimulación, aumentar o disminuir la dosis medicamentosa. Incluso con protocolos y dosis idénticas la respuesta de los ovarios varía mucho de una paciente a otra. Para prevenir el desarrollo del síndrome de hiperestimulación ovárica podría ser necesario un análisis de sangre para medir los niveles de estradiol. El nivel de estradiol es muy importante, muestra el nivel de las hormonas utilizadas para la estimulación en el organismo de la paciente. Si su nivel es alto, el médico puede parar la estimulación y esperar a que los folículos alcancen los 18-20 mm. La meta principal del médico es obtener óvulos maduros, pero él no puede influir en su calidad.


¿Cómo se elige el protocolo FIV a seguir?

Partiendo de los protocolos principales, descritos arriba, existen variaciones de los mismos. El protocolo hiper largo, se aplica en los casos de miomas uterinos y quistes ováricos. Unos meses antes de la estimulación se administran medicamentos que suprimen el ciclo menstrual. De esta forma se previene la aparición de quistes y disminuye el tamaño del útero.
La otra punta de la misma cuestión es el protocolo FIV ultracorto. La estimulación comienza desde el tercer día del ciclo menstrual, normalmente con dosis hormonales altas. Este tipo de estimulación dura aproximadamente 10 días, hasta que se consigue que uno de los folículos alcance sus 18-20mm de tamaño. Estos protocolos tan cortos se utilizan en los casos en los que la mujer tenga poca reserva folicular y un nivel bajo de la AMH (Hormona Anti Mülleriana). Es justamente el comienzo con dosis hormonales elevadas lo que permite obtener esas células tan necesarias para la fecundación. Por otra parte encontramos el protocolo que no comprende ningún tipo de ayuda hormonal es el que se realiza en un ciclo natural. Este ciclo es normal para mujeres que conservan una buena ovulación pero también para los casos en los que incluso con estimulación se obtiene solo un óvulo maduro. La elección de un protocolo FIV es una decisión importante y difícil que ha de tomar el médico, ya que de su elección depende la calidad y la cantidad de óvulos que se van a obtener. Es necesario valorar todos los riesgos para prevenir cualquier complicación.

Fecundación in vitro diagnósticos básicos y recomendaciones

Es muy importante el comportamiento y la disposición de la mujer y de su pareja antes de la fecundación extracorporal. Aunque ningún médico reproductólogo puede garantizar el éxito, el resultado final depende de muchos factores en los que la misma pareja puede influir.

Preparación de la mujer para un proceso FIV

Antes de comenzar un programa es preciso un examen médico completo junto con una serie de análisis sin los que es imposible preparar a una mujer para una FIV.
Los más importantes son los siguientes:

  1. Análisis de sangre con determinación del grupo sanguíneo y del factor RH
  2. Análisis completo de orina
  3. Examen hormonal de la sangre
  4. Análisis microscópico de una muestra de la vagina y del cuello del útero
  5. Análisis de sangre en busca de anticuerpos para infecciones de transmisión sexual como VIH, hepatitis B y C, sífilis.
  6. Ecografía de las glándulas mamarias, del abdomen y la tiroides
  7. ECG y radiografía del tórax

Preparación del hombre para un proceso FIV

Si la mujer utilizará el esperma del marido para la inseminación in vitro, los análisis que necesitará serán menos pero son igualmente necesarios:

  1. Seminograma
  2. Análisis de sangre para el grupo sanguíneo y el factor RH
  3. Análisis de una muestra de la uretra
  4. Análisis de sangre en busca de anticuerpos para infecciones de transmisión sexual como VIH, hepatitis B y C, sífilis.
  5. Examen de un especialista
De esta forma el reconocimiento previo incluye un análisis de la salud de la mujer y del futuro padre para garantizar la correcta realización de la fecundación in vitro.

Recomendaciones antes de iniciar un proceso FIV

  1. Se recomienda terminar por completo con el tabaco. La nicotina es uno de los vasoconstrictores más naturales. Provoca el estrechamiento de casi todos los vasos de cuerpo con lo que disminuye el riego sanguíneo de los órganos reproductivos, lo que minimiza las posibilidades de concebir.
  2. Sería conveniente dejar el alcohol de lado. La toma de medicación solo después de la consulta médica. La toma incontrolada de medicamentos se ha convertido en algo normal entre nosotros. La gente a menudo, sin conocer la forma de actuar de las medicinas, los adquiere en la farmacia sin prescripción médica. Esto aumenta el riesgo de desarrollar efectos adversos y disminuir las posibilidades de concebir. Hay medicamentos que pueden causar un aborto espontáneo y pueden seguir en el riego sanguíneo mucho tiempo después de su última ingesta.
  3. Es necesario controlar el peso. Una masa corporal excesiva puede disminuir las funciones del sistema reproductivo tanto del hombre como de la mujer. Una alimentación equilibrada es la mejor opción en todos los casos. No se recomienda una actividad física excesiva pero ahora el estilo de vida sedentario está muy extendido. Es necesario realizar un tipo de ejercicio de media intensidad y llevar un modo de vida activo.
  4. Tres meses antes de la fecha de concepción prevista se aconseja tomar ácido fólico en dosis prescritas por el médico.
  5. Llevar un estilo de vida saludable y evitar la acción de factores negativos del medio ambiente. Todos estos procedimientos se enfocan a equilibrar el organismo de la mujer y del hombre. Si el cuerpo y el sistema reproductivo funcionan de forma correcta, las posibilidades de concebir in vitro aumentan considerablemente. Por lo que no hay que desechar ningún consejo que ayude a lograr ese fin último, dar a luz a un niño sano.

Ventajas de la fecundación in vitro

  1. FIV ayuda a muchas pacientes que de otro modo serían incapaces de concebir. Gracias a este método es posible lograr un buen embarazo y un bebé saludable, para aquellas personas que de lo contrario no podrían lograr un embarazo de forma natural. Mujeres que tienen las trompas de falopio bloqueadas o dañadas, gracias a este método tienen la oportunidad de tener un hijo con sus propios óvulos
  2. Los pacientes de mayor edad o pacientes con una baja reserva ovárica puede utilizar la FIV para maximizar sus posibilidades de concepción.
  3. Solución ante la infertilidad masculina: Parejas con un problema de infertilidad masculina tendrán una probabilidad mucho mayor de concebir con FIV que de concebir naturalmente. 
  4. Infertilidad inexplicada: 1 de cada 6 parejas sufren problemas de fertilidad y, en ocasiones, estas no se diagnostican tras la investigación. Estos pacientes pueden beneficiarse tras usar esta técnica de reproducción asistida
  5. Sop: síndrome de ovario poliquístico es condición común en la cual hay un desequilibrio hormonal que conduce a ciclos menstruales irregulares. Fiv ha demostrado ser muy exitoso en pacientes con SOP.
  6. La Endometriosis: Las pacientes con endometriosis, también pueden lograr concebir gracias a la FIV,  un método que ya que ha demostrado ser exitoso en este grupo.
  7. Insuficiencia ovárica prematura: Mujeres con insuficiencia ovárica prematura o la menopausia pueden llevar a cabo la FIV utilizando óvulos de donantes y tener altos índices de éxito. Las tasas de éxito de FIV han ido aumentando de año en año desde su concepción, gracias a los avances tecnológicos.
  8. Puede ayudar a las mujeres solteras y parejas del mismo sexo que desean tener un niño: la FIV puede proporcionar una gran oportunidad para ayudarles a convertirse en padres 
  9. La FIV puede ayudar a diagnosticar los problemas de fertilización. En algunos casos de infertilidad inexplicada, podría haber un problema con la fecundación. Casos como estos puede no diagnosticarse hasta que se intenta la fertilización en el laboratorio. Aunque esto sería un resultado decepcionante, es útil poder descubrir estos problemas, por lo que las soluciones podrían ser alcanzados para el futuro tratamiento con ICSI.
  10. Los embriones no utilizados pueden ser donadas a la investigación o a otra pareja. Si tienes la suerte de tener embriones de repuesto, estos pueden ser utilizados para ayudar a otras personas e incluso a salvar vidas. Con el permiso de los padres biológicos, los embriones no utilizados pueden ser donados con fines de investigación, o a otra pareja para que puedan tener un hijo.
  11. Los embriones pueden ser utilizados para detectar enfermedades hereditarias. Para los individuos que se sabe que son portadores de enfermedades genéticas como la fibrosis quística, la enfermedad de Huntington y la distrofia muscular, la FIV con diagnóstico genético preimplantación (DGP) es uno de los métodos más fiables para asegurar que el hijo concebido no padezca este trastorno.


Desventajas de la fecundación in vitro

  1. El éxito de la FIV no está garantizada, y los pacientes a menudo tienen que someterse a más de un ciclo de tratamiento antes de que sean exitosos. Naturalmente, esto varía de una mujer a otra, y un especialista de fertilidad será capaz de dar una orientación más precisa y personalizada de probabilidad de éxito. Es importante ser realista pero positivo sobre las posibilidades de éxito
  2. Puede haber efectos secundarios y riesgos asociados. Como tratamiento médico que es, la FIV tiene una pequeña probabilidad de desarrollar efectos secundarios, el más grave de ellos siendo grave síndrome hiperestimulación ovárica (SHO). Afortunadamente, con los años los efectos secundarios se han ido reduciendo drásticamente, al ser una técnica cada vez más controlada 
  3. Riesgo de embarazo múltiple. En los tratamientos de FIV, a menudo para incrementar las posibilidades de éxito se transfiere más de un embrión  el útero, y esto conduce a una mayor probabilidad de tener un embarazo múltiple; alrededor de 20-30% de embarazos FIV pueden resultar en embarazos múltiples. Los embarazos múltiples entrañan una serie de riesgos como el parto prematuro, aborto espontáneo, necesidad de cesárea. Para evitar estos riesgos muchas clínicas de fertilidad usan un solo embrión a la hora de hacer la transferencia embrionaria.
  4. Probabilidad de tener un embarazo ectópico. Con FIV, el riesgo de un embarazo ectópico se duplica, a 1-3%, especialmente en mujeres con las trompas de Falopio lesionadas.
  5. Partos prematuros: Hay pruebas que demuestran que los altos niveles de estrógenos asociados con alta estimulación IVF puede aumentar el riesgo de partos prematuros y el bajo peso al nacer de los bebés. 
  6. Someterse a un tratamiento  FIV puede puede ser una experiencia estresante y a la vez muy emotiva. Para los pacientes sometidos a tratamiento, puede ser tanto física y emocionalmente muy exigente. 
  7. FIV puede es un tratamiento costoso. Es bueno tener una idea clara de los costes de todo el proceso antes de iniciar el tratamiento.
  8. Algunos pacientes pueden estar preocupados acerca de las cuestiones éticas. La idea de seleccionar algunos embriones y potencialmente descartar otros quizás haga que no se sientan bien moralmente.





Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada