Blog
Bebés prematuros cuidados necesarios-aspecto físico y síntomas

El nacimiento de un bebe en la familia es una gran alegría, sobre todo si hace tiempo que se anhela la aparición de este nuevo miembro de la familia. ¿Pero qué ocurre si el pequeñín decide adelantarse a su momento y darles una sorpresa a sus padres antes de tiempo? Los padres, sobre todo los primerizos, se preocupan mucho cuando el niño nace prematuramente, estos niños son pequeños y su aspecto no es tan ideal como se esperaban. El parto prematuro es el que comienza antes de cumplir las 37 semanas de embarazo. Los bebés que nacen demasiado temprano pueden tener graves problemas de salud al nacer y en el futuro. Cualquier mujer puede tener un parto prematuro, pero si ha tenido un parto prematuro antes, es más probable que tenga otro en el futuro. 

Cuidados de un bebé prematuro

La masa corporal del niño depende del término en el que se encuentre el embarazo. Generalmente los médicos consideran a un niño como prematuro si su peso es menor a los 2500 gramos y su altura no pasa de los 45cm. Un parto natural resulta de gran dificultad para estos bebes. Por ello los médicos, si es imposible impedir el parto prematuro, insisten muchas veces en una cesárea. Después del nacimiento el neonatólogo debe evaluar el estado del recién nacido. Si no es necesario el traslado a la reanimación infantil o a cuidados intensivos, el bebé es colocado en una incubadora. La incubadora permite crear un microclima óptimo para el recién nacido, la temperatura se determina dependiendo de lo prematuro que sea el niño, igual que la humedad del aire con el que va a respirar. Estos niños necesitan de ayuda externa para mantener su temperatura corporal. Todo el tiempo que el bebé se encuentre en la incubadora no tendrá que gastar energía en regular la temperatura de su cuerpo y podrá adaptarse más rápidamente y aumentar de peso. El periodo de tiempo que debe permanecer en ese habitáculo depende del peso que tenga al nacer y de su estado de salud. 

Los niños nacidos pocas semanas antes de término pueden permanecer en la incubadora desde unas horas a cuatro días, los bebés que pesen menos de 1750 gramos – cerca de una semana, y los nacidos con menos de 1500 gramos de peso deberán estar en la incubadora de una semana a dos. Los médicos deciden dar el alta a un recién nacido prematuro cuando este aumenta de peso de forma exponencial, mantiene una temperatura corporal estable y normal, no tiene problemas respiratorios y su peso es de 2500 gramos o más. Una vez alcanzadas estas metas se podrán ir con su bebé a casa y empezar la gran aventura de su vida fuera de las paredes del hospital.

Bebes prematuros características físicas 

En cuanto a las características físicas de los bebés prematuros podemos encontrar algunas de las siguientes:

  • Cabeza más grande de lo habitual
  • Piernas demasiado cortas
  • Poco peso en relación a otros bebés
  • Pelusilla que cubre sus mejillas y hombros, algo que desaparece en unos meses
  • Piel más enrojecida y arrugada

Todas estas características físicas irán desapareciendo con el tiempo a medida que el bebé vaya creciendo y cogiendo peso. Hay que tener en cuenta que un bebé prematuro aumenta de peso de 4 a 10 veces más rápido que el resto, así que no hay que preocuparse de nada.

Síntomas de un parto prematuro

Muchos padres se preguntan, ¿es posible notar algún síntoma de parto prematuro para estar prevenido? Pues la verdad es que sí existen una serie de síntomas que la mujer debe tener presentes, para que si aparecen... acuda de inmediato al médico:

  • Contracciones que hacen que la barriga se endurece por unos segundos y después se relaja. Esto puede suceder cada 5-10-15 minutos. Contra más frecuentes se produzcan es señal de que puede estar de parto
  • Cambio en el color del flujo vaginal o sangrado vaginal
  • Sensación de que el bebé empuja hacia abajo o lo que se conoce como presión pélvica.
  • Dolor débil en la parte baja de la espalda 
  • Retorcijones como si estuviera menstruando 
  • Cólicos abdominales con o sin diarrea

A la mínima que se sientan estas señales no se ha de esperar y lo mejor es acudir al médico. Si las contracciones son cada vez más fuertes y más frecuentes se ha de acudir de inmediato al hospital. El profesional de salud aconsejará lo que ha de hacer.

Back to the list




Programa Rusia-Canada