Blog
Cesárea en gestación subrogada ¿Es posible elegirlo?

La cesárea en gestación subrogada ¿La pueden elegir los padres de intención?

La cesárea es una operación quirúrgica que ayuda al nacimiento de un niño extrayéndolo directamente del útero de la embarazada a través de una incisión en el abdomen. Actualmente esta intervención está muy extendida. Según las estadísticas, de cada 8 mujeres que dan a luz de forma natural una debe someterse a una cesárea. Los riesgos a los que se encuentra expuesta una mujer durante la cesárea es doce veces mayor que durante un parto natural. Una cesárea puede estar planeada por el médico (un modo de actuar ya previsto por el médico durante el embarazo) o urgente (si se dan complicaciones durante el parto).
El parto por cesárea en gestación subrogada, en algunos destinos, sí es posible que los padres de intención puedan elegirlo y que se establezca por contrato, no obstante ello implica unos gastos adicionales para ellos. 

La cesárea es una operación en la que además de la cicatriz que le quedará a la madre gestante se ha de tener en cuenta que  también conlleva una serie de riesgos.En el caso del parto natural sí es verdad que puede ser más doloroso para la madre gestante pero a la vez el tiempo de recuperación es menor y las consecuencias son menores que en la cesárea.Siempre que los padres de intención nos preguntan qué es mejor un parto natural o una cesárea, nuestra contestación es siempre la misma: debe ser el médico quien determine según cada caso lo que es más aconsejable. En gestación subrogada muchos padres de intención desean hacer cesárea para así poder programar el parto y asegurarse que llegado el gran día van a estar presentes. Nuestra agencia por eso recomienda que los padres de intención viajen, como mínimo dos semanas antes del momento del parto. Por otra parte en nuestra agencia se lleva a cabo un seguimiento y un control tan exhaustivo sobre el estado de salud de la madre subrogada que es más fácil poder anticipar el momento en el que los padres de intención han de viajar 

¿En qué casos es necesaria una cesárea?

Aunque esta intervención no es complicada, sigue siendo una operación. Al existir riesgo, antes de determinar que una mujer necesita una cesárea los médicos deben tener motivos de peso para ello. Se realiza solo en caso de que un parto natural no sea posible, o sea peligroso para la vida de la madre o del niño. Es necesario el consentimiento de la paciente para efectuar la operación.

Se decide la práctica de una cesárea programada en los siguientes casos:

  • Miopía grave con defectos en la cuenca del ojo
  • Forma difícil de diabetes o conflicto con el factor RH
  • Pelvis estrecha, lo que imposibilita el paso del bebé
  • Empeoramiento del herpes genital y aumento del riesgo de infección del recién nacido durante su paso por el canal del parto
  • Toxicosis tardía agravada
  • Malformaciones uterinas o vaginales
  • Dos o más cicatrices en el útero después de partos anteriores
  • Posición incorrecta del feto o una mala situación de la placenta que impide la salida del bebé obstruyendo el cuello uterino
  • Embarazo pasado de término

Una cesárea urgente se realiza en los casos en los que la mujer no puede expulsar al bebé o se observan signos de hipoxia (falta de oxígeno) en el niño.

¿Qué ocurre durante la operación?

Durante la cesárea se realiza una incisión en el abdomen, después en el útero y se extrae el bebé. La herida se cose con una sutura continua y se recompone la pared abdominal, la piel se cierra con unas grapas que se retiran al sexto día tras la operación. Si toda la intervención se ha realizado con éxito y sin ninguna complicación, las pacientes se dan de alta pasada una semana.

La intervención se realiza bajo anestesia. El tipo de anestesia se determina por el anestesiólogo pudiendo ser endotraquial (es una anestesia completa que se administra a las vías respiratorias con ayuda de un tubo) o la epidural (inyección en la base de la columna que insensibiliza la parte baja del cuerpo). La anestesia epidural es la más popular, al encontrarse la mujer despierta puede ver al recién nacido en ese mismo momento.

Desventajas de la cesárea

  • Incomodidad psicológica de la mujer.
  • Sensaciones desagradables después de la anestesia
  • Imposibilidad de cuidar del niño después de la intervención
  • Imposibilidad de dar el pecho al niño después de la intervención
  • Dolor en la zona de la cicatriz y la necesidad de estar en cama los siguientes días
  • Posibles complicaciones después de la operación, necesaria terapia con antibióticos
  • Posibles consecuencias neurológicas en el recién nacido

Los médicos consideran que la cesárea es apta únicamente en el caso de que no se pueda afrontar un parto natural.

Back to the list




Programa Rusia-Canada