Blog
Científicos chinos utilizan por primera vez la edición de genes en embriones humanos y causan graves alteraciones genéticas

Experimento fallido que ha abierto el debate mundial sobre dónde está el límite de la Ciencia.

Los resultados del fallido experimento se han publicado en una revista científica on line, «Protein&Cell», después de que fuera rechazada en las principales publicaciones científicas por reparos éticos. Allí reconocen que la edición genética, con un método llamado Crispr, podría haber causado más daños en el ADN de los embriones que el documentado porque no llegaron a examinar por completo el genoma de las células embrionarias. La investigación en ningún momento pretendía implantar los embriones en una mujer. Su objetivo era experimental para demostrar que se puede erradicar una grave enfermedad hereditaria de la sangre llamada beta talasemia desde la etapa embrionaria.

Son muchos los investigadores que creen que esta tecnología podría ser muy valiosa. De hecho, se podrían eliminar enfermedades genéticas como la anemia de células falciformes, la enfermedad de Huntington y la fibrosis quística, enfermedades devastadoras causadas por genes que teóricamente podrían ser eliminados.

A pesar de que el equipo chino trabajó con embriones no viables, algunos sostienen que la edición del genoma humano y el cambio del ADN de un embrión son éticamente cuestionables. Cambiar el ADN de los embriones viables podría derivar en resultados impredecibles para las generaciones futuras, y algunos investigadores abogan por la necesidad de comprender mejor el alcance de la modificación antes de ponerlo en práctica.

La controversia del caso radica en que durante mucho tiempo se ha considerado tabú hacer cambios en el ADN de un embrión humano porque esas modificaciones podrían convertirse en rasgos permanentes del mapa genético del ser humano. Otro de los temores de los científicos es que esta práctica pueda ser peligrosa, al introducir potencialmente por error un nueva enfermedad que se herede de generación en generación. Además, existe el miedo a que esta práctica pueda llevar a los llamados "bebés de diseño", cuya herencia genética (genotipo) sería seleccionada usando varias tecnologías reproductivas.

Back to the list




Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada