Blog
¿Cuando se produce la implantación? ¿Por qué a veces falla?

¿Cuando se produce la implantación?

En una gestación natural, la fecundación del óvulo por el espermatozoide ocurre en la región distal de la trompa de Falopio y, por medio de los movimientos que la trompa realiza, el embrión resultante es transportado al útero y se implanta en el endometrio, ya en etapa de blastocisto, proceso que puede llevar cerca de 5 días a partir del momento de la fecundación. Paralelamente a este proceso, los ovarios producen la hormona progesterona, que será responsable de hacer el endometrio receptivo al embrión que se implantará allí. El período que el embrión posee para conseguir implantarse, aprovechando la receptividad del endometrio, es llamado de ventana de implantación y puede durar entre 24h y 36h. Si el embrión llega hasta el útero en un tiempo "fuera" de la ventana de implantación, el embarazo no ocurre.

Durante el tratamiento FIV, los óvulos recogidos se fertilizan con espermatozoides en el laboratorio. La transferencia de los embriones resultantes de la FIV debe realizarse durante el día de la ventana de implantación simulada por medio de medicamentos hormonales. Existen casos en que, incluso conciliando la fase de implantación del embrión con la ventana implantacional, ocurren fallos de implantación, que pueden ser causadas por diversos motivos.

¿Cuáles son las principales causas de errores de implantación después de FIV? 

El fallo de implantación embrionaria se produce por tanto cuando el embrión generado a través de un método FIV, ha sido transferido correctamente pero no ha logrado implantarse en el endometrio. A pesar de los grandes avances en medicina y reproducción humana, la gestación no deja de ser un proceso biológico y en ocasiones a pesar de todos los esfuerzos y haber hecho las cosas de forma correcta el endometrio no está receptivo.

Las principales causas de fallas de implantación después de un tratamiento de fertilización in vitro, de acuerdo con especialistas en reproducción asistida, son:

  • El desplazamiento de la ventana de implantación: cuando el paciente tiene ciclo diferente del convencional. En tales casos, es común realizar una prueba llamada ERA , que evalúa la receptividad del endometrio e indica el mejor momento para la transferencia de embriones
  • Trastornos uterinos: caracterizada por la presencia de los fibromas (principalmente submucosas), pólipos endometriales, adenomiosis, endometriosis, anormalidades anatómicas del útero, y otras contingencias que puede afectar a la cavidad uterina, dañando el endometrio y evitando en consecuencia la implantación del embrión
  • Cambios hormonales:  a veces hay fallos de implantación por cambios en los niveles de hormonas que se consideran esenciales para la gestación y que que pueden dañar la implantación como: la prolactina, TSH, la progesterona y la hormona masculina (testosterona, androstenediona, etc.). Esto suele suceder en mujeres afectadas por el Síndrome Ovarios Poliquísticos (SOP);
  • Trombofilia: coágulos sanguíneos y posible obstrucción de los vasos uterinos que transporta los nutrientes y el oxígeno necesarios para la fijación y el desarrollo del embrión propiamente dicho
  • Factores inmunológicos: Para que se produzca la implantación del embrión es necesario que el sistema inmunológico de la madre sea incompatible con el del embrión. Cuando esto no ocurre, la implantación embrionaria está comprometida. El aumento de las células NK (natural-killer) en el endometrio puede ser responsable de la falla de implantación, pues el sistema inmune expulsa el embrión colocado dentro del útero.
  • Causas genéticas: la causa más frecuente de fracaso de la implantación se produce cuando el embrión tiene aneuploidía cromosómica, o embriones que tienen diferentes números de cromosomas, más o menos de lo normal (46). Estas alteraciones cromosómicas son causadas por malformaciones en los gametos masculinos (espermatozoides) o femeninos (óvulos), que aumentan según la edad de la pareja, principalmente de la mujer. Cuando un embrión aneuploide puede ser implantado, puede resultar en bebés con cromosomopatías, tales como síndrome de Down, síndrome de Turner, síndrome de Edwards etc.
Estas causas también están asociadas a episodios de aborto de repetición y, gran parte de ellas, pueden ser diagnosticadas por medio de exámenes. Si una mujer presenta uno o más abortos involuntarios o están tratando de quedar embarazada por más de 12 meses sin éxito, se recomienda para conseguir un especialista en reproducción humana e investigar la causa de la infertilidad.




Back to the list




Programa Rusia-Canada