Blog
Infertilidad Inmunológica masculina y femenina- Qué es y cómo tratarla

Infertilidad o esterilidad inmunológica 

Aunque mucha gente lo desconoce, los problemas inmunológicos pueden ser la explicación de algunos casos de infertilidad tanto en hombres como en mujeres. Este factor de infertilidad, el inmunológico, causa problemas a la hora de concebir en un 5-15% de los casos. La infertilidad inmunológica está originada por la destrucción de los gametos masculinos (espermatozoides) por los anticuerpos antiespermáticos.

Los anticuerpos antiespermáticos son inmunoglobulinas,  proteínas, que puede crear el sistema inmune del cuerpo humano. Este tipo de anticuerpos puede formarse tanto en el organismo masculino como en el femenino. Si son creados por el sistema inmune masculino, pueden encontrarse en la sangre y/o en el líquido espermático, que altera la espermatogénesis y causas la disminución de la movilidad de los espermatozoides. Si los anticuerpos antiespermáticos se encuentran en la sangre o en el moco del canal cervical de la mujer, son capaces de inmovilizar a los espermatozoides imposibilitando así el proceso de la fecundación.

Infertilidad inmunológica en los hombres

La formación de estos anticuerpos comienza en la etapa de la madurez sexual de un hombre. Los antígenos del esperma deberían de causar una reacción en el cuerpo del hombre pero esto no ocurre al estar completamente aislados del riego sanguíneo. Esto sucede solo en algunos casos: alteraciones anatómicas (varicocele, obstrucciones de los epidídimos, etc.), infecciones de transmisión sexual, traumas y operaciones en la zona pélvica, infecciones crónicas.

En estos casos los espermatozoides se filtran al riego sanguíneo y el organismo los recibe de forma hostil. Existen diferentes tipos, unos inmovilizan el espermatozoide, otros los aglutinan pegándolos entre ellos. Ambos tipos impiden una buena función de estos y la fecundación, pero solo en algunos casos lleva a la infertilidad.

Infertilidad inmunológica en las mujeres

Los espermatozoides son células extrañas para el organismo femenino, y siguiendo la lógica, el cuerpo femenino debería de destruirlos igual que al resto de agentes externos, pero si eso fuese normal nunca habría embarazos. Esta reacción protectora no ocurre porque las células de la vagina impiden el contacto entre el sistema inmune y las células intrusas. En el embarazo sucede que el sistema inmunológico debe aceptar células que son ajenas al cuerpo de la mujer, no solo los espermatozoides sino también el embrión, ya que éste tiene un genoma diferente al de la madre. Cuando el sistema inmunológico de la mujer falla, su propio organismo puede atacar estas células y rechazarlas dando lugar a la no fecundación o fallos en la implantación del embrión (abortos de repetición). Pero ¿qué es lo que hace que el sistema inmunológico de la mujer falle? Normalmente el sistema falla por infecciones de transmisión sexual, infecciones crónicas de los órganos reproductores, endometriosis genital o alergias. 
Numerosos estudios han demostrado que en ciertos casos existe una relación directa entre infertilidad femenina y el sistema inmunológico de la mujer. Todo ha hecho que en la actualidad haya surgido una nueva subespecialidad: la inmunología reproductiva.
Algunas parejas, conscientes de esta situación lo que hacen es, antes de llevar a cabo un proceso FIV, someterse a una serie de pruebas que les ayuden a detectar si el sistema inmunológico funciona correctamente

¿Cómo se diagnostica la infertilidad inmunológica?

Para poder diagnosticar algo tan imperceptible como la aparición de anticuerpos antiespermáticos en el organismo son necesarios los análisis de sangre de la mujer y del hombre. A continuación el estudio del esperma del hombre y del moco cervical de la mujer. También es preciso asegurarse de que la pareja es compatible. El test MAR determina la cantidad de espermatozoides cubiertos por anticuerpos antiespermáticos, si es mas de la mitad se diagnostica la infertilidad inmunológica.

Tratamientos para la infertilidad inmunológica

La infertilidad inmunológica masculina se puede tratar con ayuda de las tecnologías de reproducción asistida, en concreto con la fecundación in vitro incluyendo los procesos ICSI (análisis microscópico de los espermatozoides y su inyección intracitoplasmática en el óvulo) y PICSI (selección fisiológica de los mejores espermatozoides y su posterior inyección).

En el caso de las mujeres este problema es posible tratar con medicamentos. Si este tratamiento no es efectivo se recomienda planear el embarazo con ayuda de las tecnologías de reproducción asistida, al principio con una inseminación intrauterina debería de ser suficiente. Si el método anterior no os trajo la alegría de ser padres en el futuro, sería necesario incluir los métodos ICSI o PICSI con la fecundación in vitro.

Back to the list




Programa Rusia-Canada