Blog
La lactancia inducida en maternidad subrogada

¿Cómo se produce la leche materna?

Todos hemos oído lo crucial que es la alimentación durante las primeras horas de vida de los recién nacidos. En los casos de parto normal, la leche materna aparece en el momento en el que se desprende la placenta. En ese justo momento sucede que las hormonas del embarazo, la progesterona y los estrógenos, caen de forma brusca y es entonces cuando aparecen dos nuevas hormonas:
  • La prolactina que se encargará de estimular la formación de leche( lactogénesi
  • La oxitocina que  realizará la función de movilizar la leche hacia los conductos mamarios.  
Este proceso sucede de forma más o menos rápida, entre unas 20-30 horas después del parto. Posteriormente lo que hará incrementar los niveles de leche materna serán las propias hormonas pero también la propia succión del bebé. 
Todos hemos escuchado lo importante que es la leche materna: tiene defensas y vitaminas para nuestro hijo, y suele estar libre de bacterias. Pero en bebés nacidos por vientre de alquiler, la madre subrogada no es la que da de amamantar al bebé debido a que ello podría crear un sentimiento fuerte de apego. Gracias a los avances médicos hoy en día es posible que la madre de intención sea la que amamante a su bebé, con lo que se conoce con el nombre de lactancia inducida.

¿Qué es la lactancia inducida?

Para que en procesos de subrogación la madre de intención empiece a producir leche materna y pueda dar la lactancia a su bebé, lo que se hace es administrar una serie de medicamentos y la estimular la glándula mamaria. Lo que la madre intencional ha de hacer es, tomar anticonceptivos durante varios meses y unos medicamentos específicos, que se conocen con el nombre de galactogogos que permiten aumentar la prolactina en sangre y con ello la producción de leche. Unas seis semanas antes del parto se iniciará la estimulación del pecho de la madre de intención. Es importante antes de tomar cualquier decisión, consultar con el médico para conocer con exactitud cómo funciona todo el proceso y de los posibles efectos secundarios de la toma de estos medicamentos. La inducción de la leche materna no es un proceso rápido, requiere tiempo y estar muy dispuesta a hacerlo. A pesar de ello, cada vez más madres de intención optan por esta opción ya que consideran que es una forma de sentir una unión más fuerte con su bebé.

¿Cómo se logra la estimulación del pecho?

Para lograr la estimulación de la glándula mamaria lo que se hace es llevar a cabo una serie de extracciones del pecho de la madre de intención para lograr así que se estimule su glándula mamaria. Normalmente este proceso se empieza a hacer unas 6 semanas antes del parto y se suele utilizar un saca leches eléctrico ya que así el proceso es más rápido y más eficaz. 

Biberón desde el nacimiento

Muchos padres de intención optan desde el principio por alimentar a sus hijos con biberón. No podría responder si es mejor o peor que la leche materna, pero claro está que es más cómodo para todas las partes. En este caso, habrá que decidir si traemos la leche de España o la compramos en el país de destino. Todas las opciones son válidas, ¡pero recordad lo que cuesta que un bebé se acostumbre a un tipo de leche concreto! Por ello, sea lo que sea, es recomendable no cambiar mucho de marca. 
También existe una última opción mixta que puede satisfacer la necesidad de aquellos padres que apuestan por la leche materna. En este caso la madre gestante se extrae la leche, y los padres intencionales la guardan de forma que pueden ir repartiéndola en dosis. De este modo, mantenemos los nutrientes de la leche materna, pero no obligamos a la gestante a estar pendiente cada dos/tres horas.

Back to the list




Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada