Blog
Madre de alquiler: 6 problemas al elegir la madre subrogada sin ayuda

Madre de alquiler: Los problemas de elegirla por tu cuenta

Elegir una madre de alquiler  o madre gestante es la etapa más responsable de todo el proceso, porque es ella quién gestará al bebé del futuro o futuros padres de intención y por tanto marcará el desarrollo de todo el programa.

Por causas de fuerza mayor, algunas mujeres no pueden dar a luz a un niño. Antes no existían métodos que pudieran ayudar a estas mujeres y debían plantearse la adopción. Pero con el desarrollo de la medicina se ha abierto la posibilidad de acudir a una madre de alquiler para la gestación de un niño genéticamente propio.

En el momento en que los padres de intención o futuros padres han tomado la decisión de iniciar un proceso de subrogación surgen multitud de preguntas importantes tales como: 

  • ¿Cuanto costarán sus servicios?
  • ¿Cómo elegir la mejor candidata?
  • ¿Donde vive la madre de alquiler?
  • ¿Estará preparada para entregar al bebé?
  • ¿Cuál es su estado de salud física y mental? etc. 

Sin duda son aspectos de vital importancia para cualquier persona que desee cumplir su sueño de ser padre y evitar que el sueño se convierta en una verdadera pesadilla.

Madre de alquiler en España

Ser madre de alquiler en España no está permitido y no es posible firmar ningún tipo de contrato o acuerdo de subrogación gestacional con una mujer española que se ofrezca para ser madre sustituta. La propia ley española, que prohíbe la subrogación establece que cualquier contrato que se establezca entre los padres de intención y la madre gestante no tendrá validez. Por tanto la opción que tienen los españoles si desean llevar a cabo un programa de subrogación y encontrar una madre subrogante es hacerlo en aquellos países donde la gestación por sustitución es legal.

¿Cuáles son los principales problemas a la hora de elegir a una madre de aqluiler por tu cuenta?

  1. Existe una gran cantidad de mujeres que mienten, hacen chantaje a las parejas o se ofrecen como madres subrogadas en países donde no es legal hacerlo
  2. Muchas ofrecen un precio por sus servicios exageradamente barato al inicio, pero después van añadiendo grandes sumas de dinero que no se representan en el contrato, pero que la madre subrogada irá exigiendo a lo largo de todo el proceso (algo difícil de prever sin abogados expertos)
  3. Ningún análisis previo de los psicólogos a la posible gestante
  4. Una alta probabilidad de que la madre gestante no entregue al niño después de su nacimiento
  5. Imposibilidad de sustituir a la madre subrogada de forma rápida
  6. Gastos elevados tanto de tiempo como de dinero

Cuidado con las madres de alquiler estafadoras

Elegir a una madre subrogada es un proceso complicado y largo, unido a los análisis médicos, psicológicos y jurídicos. Hay un gran número de mujeres que se ofrecen como madres subrogadas, ya que el proceso se compensa generosamente. Los anuncios “me ofrezco como madre de alquiler” abundan en internet, pero se esconden muchas arenas movedizas detrás de ellos. En todos nuestros programa de subrogación, la madre subrogada ha sido sometida a unas pruebas muy estrictas, tanto a nivel físico como psicológico, porque a diferencia de lo que mucha gente cree, no todas las mujeres que deseen ser madres subrogadas pueden serlo. Las madres subrogadas que colaboran con nuestra agencia han sido por tanto cuidadosamente seleccionadas, de forma que sea más fácil garantizar el éxito del programa.

Existe el tipo de mujer, la viajera, que ofrece sus servicios como madre subrogada para viajar de forma gratuita a las diferentes ciudades donde le digan las parejas para realizar las visitas a las clínicas.

Muchas otras afirman no tener dinero para llegar al encuentro o a la clínica y piden realizar una transferencia para costear el viaje. Una vez que han recibido el dinero el dinero, desaparecen y no contestan a las llamadas.

Otras a pesar de tener problemas de salud comienzan un programa para que los padres biológicos les paguen sus tratamientos, ya que es bien conocido que las parejas que quieren tener hijos realizarán todos los análisis necesarios en los mejores centros. Estas “madres subrogadas” no tienen ningún interés en ayudar a los padres de intención.

Los servicios de una madre gestante no son baratos. Si encontráis a una mujer que se ofrece por un precio módico tirando a bajo, tened en cuenta que todo lo barato al final sale caro. Esta mujer después de conseguir el embarazo, podrá intentar jugar con sus sentimientos e irá aumentando su compensación hasta límites inimaginables.

Las peores son las estafadoras. Estas mujeres después de dar a luz amenazan a las parejas con quedarse con el niño si no le pagan una cantidad astronómica por sus servicios sabiendo que cualquier padre hará lo posible por que su hijo este con ellos. Este problema no surge al llevar a cabo un programa de subrogación, ya que está todo contemplado en el contrato, lo que ofrece más tranquilidad y confianza a los padres de intención.

Por ello antes de buscar por cuenta propia en anuncios y foros es necesario valorar todos los pros y contras. Con una clínica y agencia encargada de buscar a las madres subrogadas, la seguridad es máxima tanto para su salud emocional como para sus finanzas. Contando con el apoyo de una agencia especializada pueden estar seguros que todas las madres subrogadas habrán pasado numerosos pasos previos, análisis y charlas con profesionales especializados y habiéndose valorado tanto su estado emocional y psicológico para poder prever su comportamiento en el futuro. Para crear una familia feliz no hay que arriesgarse de esta forma.

¿Habéis oído hablar de algún caso de estafa de madres subrogadas?

Back to the list




Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada