Blog
¡No me quedo embarazada! ¿Qué está pasando? ¿Puedo hacer algo?

¿Por qué no me quedo embarazada?

¿Por qué no puedo tener un bebé? Día tras día muchas mujeres se hacen esta pregunta. Cuando se desea con tantas ganas tener un bebé y no se logra crea mucho dolor e incluso cierto distanciamiento con la pareja. Aparece la temida ansiedad, desesperación y todo se convierte en una búsqueda agotadora por tener un bebé. 

Causas por las que no se logra embarazo

Lo ideal cuando una mujer desea quedar embarazada es acudir al ginecólogo para que este pueda realizar las pruebas de fertilidad oportunas tales como análisis de sangre, ecografía trasnvaginal e histerosalpingografia. El hombre a su vez también debe realizarse pruebas sobretodo espermiograma muy útil para conocer a fondo cómo es su esperma.

Algunas causas que explican por qué no se logra el embarazo:

  • Problemas con el esperma del hombre: con su movilidad, cantidad o forma
  • Ovarios poliquísticos
  • Miomas uterinos
  • Endometriosis
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Trompas obstruidas
  • Varicocele
  • Infección de testículos

A veces sucede que a pesar de que todas las pruebas han salido bien, no se logra el embarazo y entonces se considera que hay una infertilidad sin causa aparente

¿No puedo quedar embarazada, puede ser emocional?

Sí, una vez que se ha descartado el motivo físico, lo emocional puede estorbar en la búsqueda del embarazo. Lamentablemente el embarazo puede ser boicoteado por la propia mujer o incluso por la pareja por la inmensa voluntad de tener un bebé. El tiempo puede ir pasando y sin la llegada del tan deseado embarazo, la pareja puede tener problemas de ansiedad. Otro factor que puede obstaculizar la llegada del embarazo también es la intervención externa de parientes o amigos que hacen cierta presión para que la pareja tenga un hijo. El secreto es el acompañamiento de buenos profesionales, que estén interesados ​​en ayudar a la pareja.

¿Cuál es el secreto entonces cuando el motivo es emocional?

Lo mejor es relajarse, pensar en positivo  y dejar que suceda. La ansiedad y el embarazo son cosas que no se combinan. Mantener la calma y la serenidad es fundamental.
Muchas veces puede ser necesario recurrir a un psicólogo para que acompañe a la pareja en este duro proceso.
Pero ¿y si se pasan los años y aún no ha habido el embarazo? Si han pasado varios años y aún así no se logra el embarazo es conveniente pensar en técnicas de reproducción asistida como fecundación in vitro, inseminación artificial e incluso la gestación por sustitución, una técnica a la que acuden cada vez más aquellas parejas que desean ser papás y no lo logran de forma natural ni con FIV.



Back to the list




Programa Rusia-Canada