Blog
Preeclampsia en el embarazo: cómo tratarlo y cuáles son sus riesgos

Preeclampsia en embarazo y después del parto

Puede padecer preeclampsia cualquier mujer embarazada y como ya comentamos en el artículo anterior, es una enfermedad caracterizada por la presión alta o hipertensión durante el embarazo. .La preeclampsia se manifiesta con más frecuencia después de la semana 37, no obstante puede aparecer en cualquier momento durante la segunda mitad del embarazo así como también durante el parto. Es posible tener preeclampsia antes de la semana 20 pero solo sucede en raros casos.

La preeclampsia después del parto también es posible que se dé, generalmente en las primeras 48 horas después del parto. pero también es posible que se produzca incluso hasta 6 semanas después de haber dado a luz

Cómo poder diagnosticar preeclampsia

Para poder diagnosticar la preeclampsia se realizan una serie de pruebas laboratorio que se conocen con el nombre de perfil toxémico. Si el perfil toxémico sale alterado es posible concluir que tiene preeclampsia.

Lo ideal es detectarlo lo más temprano posible y tratarla a tiempo para evitar riesgos posteriores.Tradicionalmente lo que se ha hecho es un control de rutina de la presión arterial, un examen de orina y el examen fí­sico de las piernas. Sin embargo para evitar que se detecte demasiado tarde lo que es útil es hacer pruebas  mucho antes de que las mujeres empiecen a tener síntomas para detectar aquellas que estén en riesgo de poder padecerla

Por ello es posible y muchas veces recomendable que durante la semana 10 ya se empiece a medir la tensión, pero no en una sola toma, como estamos acostumbrados, sino que hay que hacer una toma tres veces en cada uno de los dos brazos de forma simultánea con la mujer sentada en reposo y hacer un promedio de esas seis tomas de tensión arterial conjuntamente. Asimismo es recomendable también en la semana 10 hacer el estudio doppler de las arterias uterinas que son las que irrigan el útero el estudio doppler. Además de la monitorización de la tensión es necesario realizar un análisis de sangre, en el que se estudian una serie de sustancias, que ayudarán al profesional a determinar la presencia o no de la enfermedad.

Preeclampsia tratamiento

En general toda embarazada con preeclampsia aunque sea leve debe ingresar en el hospital, allí­ se medirá su tensión arterial, se realizarán análisis de orina y de sangre dos veces por semana y cada dos días se realizará una ecografía al feto.

Preeclampsia leve

La embarazada debe hacer reposo absoluto, tumbada sobre el lado izquierdo preferiblemente se ha demostrado que solo con esta medida la tensión arterial desciende hasta valores normales en la mayoría de los casos. Si no es así se puede comenzar el tratamiento con antihipertensivos en forma de pastillas. Cuando se alcanza la semana 37 de gestación se interrumpe el embarazo provocando el parto mejor por vía vaginal que por cesárea

Preeclampsia grave

Es una situación crítica lo ideal es la interrupción inmediata del embarazo, pero como no siempre es posible lo que se hace realizar un estudio físico y analítico para conocer el estado de gravedad de la embarazada después se procede a controlar la hipertensión arterial con antihipertensivos pero en este caso se administran por vía intravenosa.

Riesgos de la preeclampsia

La preeclampsia puede ser de leve a severa y progresar de forma lenta o rápida. El doctor verificará si se padece preeclampsia en cada visita prenatal en la que el médico tomará la presión y muestras de orina para poder valorarlo.

Cuanto más intensa sea la preeclampsia y cuanto más temprano se manifieste en el embarazo mayores serán los riesgos para ti y para tu bebé. La mayoría de las mujeres que tienen preeclampsia presentan un caso leve poco antes de la fecha prevista para el parto y tanto ella como su bebé evolucionan bien con el cuidado médico adecuado.

Cuando la preeclampsia es fuerte puede conllevar unos riesgos:

  • Afectar a muchos órganos hígado los riñones y el cerebro, Causando problemas graves o incluso potencialmente mortales
  • Necesidad de dar a luz prematuramente
  • Problemas de bajo crecimiento del bebé
  • Desprendimiento prematuro de la placenta
  • Problemas en el bebé debidos al nacimiento prematuro





Back to the list




Programa Rusia-Canada