Blog
Problemas de fertilidad: Infertilidad sin causa aparente

Infertilidad sin causa aparente: un problema de fertilidad 

La infertilidad sin causa aparente es un problema de fertilidad muy frustrante, porque la mujer no logra quedar embarazada a pesar de haber superado con éxito diversas pruebas de fertilidad. Se estima que cerca del 10-15% de parejas con problemas de fertilidad son diagnosticados con infertilidad sin causa aparente

¿Cómo se diagnostica la infertilidad sin causa?

A pesar de haber llevado a cabo los siguientes pasos, la mujer no logra quedar embarazada:
  • La  cantidad y calidad de los óvulos es correcta
  • La pareja mantiene relaciones sexuales de forma regular ( mínimo 3 veces a la semana
  • El análisis de sangre para detectar las hormonas ha sido correcto
  • Se ha realizado una histerosalpingografía y el resultado también ha salido correcto, las trompas de falopio gozan de buena salud y no están obstruidas
  • El hombre se ha realizado un espermiograma y los resultados han sido normales
  • El hombre no tiene varicocele ni ninguna patología
  • La mujer no tiene endometriosis

¿Cómo puede ayudar la relación sexual programada?

La relación sexual programada o coito programado es uno de los tratamientos de reproducción asistida más simple, considerado de baja complejidad. Se recomienda para mujeres de hasta 35 años que pueden tener problemas en la ovulación, pero cuyos resultados de examen de ella y del compañero son normales. Es decir, las trompas uterinas y el espermograma ya han sido chequeadas. La indicación principal es el síndrome del ovario poliquístico (PCOS) , en el que la paciente no puede ovular espontáneamente.

Entre el 3º y el 5º día de la menstruación, se hace un ultrasonido para evaluar los ovarios y endometrio y se indican los medicamentos para estimular el crecimiento de los folículos ováricos (las estructuras que contienen los óvulos). Hay medicamentos por vía oral (clomifeno o letrozol) y vía subcutánea (gonadotropinas). Se controla el crecimiento de los folículos con ultrasonido después de algunos días y cuando alcanzan cerca de 18 mm, la mujer recibe una dosis subcutánea de la hormona hCG, que desencadena la ovulación, después de alrededor de 36-44 horas, período en el cual la posibilidad de la pareja el embarazo aumenta bastante. Se recomiendan alrededor de 4 relaciones sexuales en estos días, con un intervalo de 36 horas. Es importante recordar que, aunque medicamentos que estimulan la ovulación se encuentren fácilmente en las farmacias, deben ser utilizados solamente con acompañamiento de especialistas, para evitar riesgos como gestaciones múltiples y síndrome de hiperestimulación ovárica.

¿Cómo puede ayudar la inseminación artificial?

Así como la relación sexual programada, la inseminación artificial (o inseminación intrauterina) es recomendada para parejas cuya mujer tiene hasta 35 años y que los intentos de quedar embarazadas no superen los 2 años. La ovulación se acompaña y estimula químicamente para detectar cuál es el momento más propicio para el procedimiento, que se realiza a partir de la inserción artificial del semen directamente en la cavidad uterina. El semen pasa por un proceso que mejora la concentración de los espermatozoides más móviles y hace el proceso más eficiente. Se pasa por un "lavado" y se procesa con técnicas como el swim-up o el gradiente discontinuo de densidad. La inseminación en sí es un proceso simple e indoloro. La mujer se posiciona de la misma manera que en un examen ginecológico y medio mililitro del semen procesado es insertado por un catéter fino en la cavidad uterina. Se recomienda que permanezca acostada por 15 a 20 minutos, y puede ser acompañada por el socio u otra persona de confianza.

¿Como la FIV puede ayudar?

Para las mujeres de más de 35 años y las parejas que están tratando de quedar embarazadas desde hace más de 2 años, la fertilización in vitro suele ser el primer método indicado en el caso de Infertilidad sin causa aparente. Para las mujeres con menos de 35, el procedimiento es aún más eficaz y llega a un 55% de resultados positivos. En general, esta es la solución con la mejor relación costo-efectividad. 
El estímulo a la ovulación es parte de este método también. Pero en la fertilización in vitro, la fecundación se hace en laboratorio, a partir del mayor número posible de óvulos recogidos. Los primeros momentos del desarrollo embrionario se acompañan aún en el exterior del útero - durante hasta 7 días -, en un ambiente controlado que proporciona las máximas condiciones para el crecimiento del embrión. La transferencia del embrión al útero es un procedimiento simple (dura unos 15 minutos) y se realiza con acompañamiento de ultrasonido abdominal. Una de las principales preocupaciones involucradas en todos los tratamientos es el Síndrome de Hiperestimulación ovárica (SHO), derivado de la inyección de hormonas para el estímulo de los ovarios y hCG. El proceso puede desencadenar la permeabilidad vascular generalizada - lo que puede llevar a la acumulación exagerada de líquido en diversas partes del organismo, principalmente en el abdomen.
Con el debido acompañamiento médico durante todos los procesos, sin embargo, la posibilidad de complicaciones se vuelve bastante reducida.
La Infertilidad Sin Causa Aparente es un problema que tiene una amplia gama de soluciones, como es posible percibir. Definir si ese es su diagnóstico y decidir qué método puede ser más exitoso en su caso demanda una atención especial de un equipo preparado.

Back to the list




Programa Rusia-Canada