Blog
7 Consejos que te ayudarán a quedar embarazada en verano ¡Anótalo!

7 Consejos para quedar embarazada en verano

1 Control de peso en la mujer

Controlar el peso en la mujer es importante, ya que numerosos estudios han demostrado que mujeres que presentaban un IMC corporal superior al recomendado, tardaban más en quedar embarazadas. También es importante destacar que cuando el peso es demasiado bajo también se tarda mucho más en lograr el embarazo. Así que lo ideal es mantener el IMC en valores normales y eso se logra con ejercicio regular y una alimentación saludable.

2. Proteger los espermatozoides del calor

La utilización de ropa larga en verano y calzoncillos tipo boxer puede ser perjudicial para los espermatozoides. De hecho, la temperatura ideal para que se realice la espermatogénesis (formación de los espermatozoides) son los 35ºC, es decir, 2ºC por debajo de la temperatura corporal normal - y por eso todos los hábitos que expongan a  los testículos a temperaturas superiores serán inevitablemente perjudiciales. Es decir, vamos a olvidar las saunas, el ordenador portátil al cuello y las ropas demasiado justas, pues necesitamos tener los espermatozoides a su mejor nivel.

3. No abusar del alcohol

Hay varios estudios que demuestran una clara asociación inversa entre el consumo de alcohol y la fertilidad.

4. Dejar de fumar

En el caso del hombre, el consumo de tabaco está asociado al aumento de la fragmentación del ADN de los espermatozoides. Estudios recientes mostraron que las parejas en las que el hombre tiene la fragmentación del ADN de los espermatozoides aumentada tienen una probabilidad de embarazo natural inferior al 2%.

Por otro lado, las mujeres fumadoras tienen problemas de percepción uterina, pues tienen mayor dificultad en asegurar la creación de una red de vasos sanguíneos que permita suministrar al embrión todo aquello que éste necesita para desarrollarse y crecer. A este factor se añaden los riesgos del tabaquismo durante el embarazo, ampliamente reconocidos y divulgados.

5. La relación entre algunos alimentos y la fertilidad

Son varias y muy conocidas las asociaciones entre algunos alimentos y la fertilidad:

  1. Zinc (presente en las carnes rojas, mariscos, ostras y algunos quesos): algunos estudios se refieren a que el consumo de este elemento puede aumentar la fertilidad masculina, pues por un lado aumenta la producción de testosterona y por otro ayuda a reparar las agresiones producidas a los espermatozoides por otros elementos. En la mujer la deficiencia en zinc está asociada al riesgo de aborto espontáneo
  2. Alimentos biológicos: cada vez están más documentados los efectos de los plaguicidas sobre la fertilidad masculina, que pueden ser extremadamente significativos. Una dieta basada en productos biológicos será seguramente más sana y contendrá menos vestigios de este tipo de productos;
  3. Vitaminas del grupo B (verduras diversas, plátanos, algunas carnes): asociadas a la promoción de la ovulación y la producción de progesterona, una hormona extremadamente importante en el mantenimiento del embarazo después de la concepción
  4. Vitamina C (naranjas, pimientos, brócoli): promueve la absorción de hierro y la producción de la progesterona. También tiene un efecto anti-oxidante;
  5. Coenzima Q10 (cereales, frutos secos, pescado): varias pruebas han encontrado asociaciones claras entre su consumo y el aumento de la fertilidad masculina y femenina
  6. Vitamina D (salmón, ostras): es esencial para la producción de hormonas sexuales, existiendo estudios que muestran una clara asociación entre su deficiencia y la infertilidad. Una buena exposición solar (incluso con los riesgos que de ello se derivan) puede asegurar el mantenimiento de los niveles adecuados de esta vitamina
  7. Vitamina E (aceite y semillas de girasol, avellanas, cacahuetes): tiene un potente efecto antioxidante, lo que la hace sobre todo eficaz en la fertilidad masculina.
  8. Ácido fólico (hígado, lentejas, frijoles, espinacas): debe ser tomado por todas las mujeres que intentan quedar embarazadas por su papel en la prevención de defectos del tubo neural, pero también se reportan beneficios en la calidad del esperma.

6. Escoger el día correcto para mantener relaciones sexuales productivas

Una de las grandes razones por las cuales algunas parejas tienen dificultades para quedar embarazadas tienen que ver con el llamado "enfoque despreocupado", en el que las relaciones ocurren de forma natural y sin gran planificación.
Sin embargo, la naturaleza precisa que optimicemos un poco el proceso -y como en las mujeres con ciclos menstruales regulares la ovulación ocurre alrededor del día 14, lo ideal será que la pareja tenga relaciones en días alternos entre él 12º y él 18º días. Naturalmente, si se va entre el 10º y el 20º el margen de error será menor, por lo que no habrá nada que perder en intentar también en esos días.
Las pruebas de ovulación que se venden en las farmacias pueden ser una herramienta útil para los casos de ciclos más irregulares o para los que les gusta hacer las cosas de una forma más programada. El método de la temperatura basal, aunque puede ser útil, está cayendo en desuso, dada la variabilidad existente y la dificultad de identificar de forma rigurosa una variación de temperatura que en la mayoría de las veces es de apenas 0,5ºC.
La opción por los días alternos tiene que ver con la necesidad de garantizar la optimización de la calidad del esperma, pues por un lado las relaciones más frecuentes pueden hacer que la concentración de espermatozoides disminuye y por otro los tiempos de abstinencia más prolongados provocan la disminución de la movilidad del esperma.

7. Cuidado con el uso de lubricantes

Algunas parejas recurren a lubricantes vaginales, lo que puede causar problemas si contienen agentes espermicidas o no se fabrican a base de agua, ya que esto puede disminuir la movilidad de los espermatozoides.

Back to the list




Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada