Blog
Ser madre a los 40: Ventajas e inconvenientes

Ser madre a los 40: ventajas e inconvenientes

Muchas mujeres en la actualidad se preocupan más de su carrera, su estabilidad financiera y tener una relación estable, lo que hace que opten por quedar embarazadas más tarde. 

Ventajas de quedar embarazada después de los 40

  • La mujer que se queda embarazada a los 40 años ha tenido más tiempo de madurar y aprovechar bien la vida.
  • Es más madura para afrontar la maternidad
  • Gracias a los avances en medicina, las pruebas y controles prenatales es más fácil quedar embarazada a partir de los 40 que hace algunos años
  • Alimentación más sana: En una edad más tardía por lo general la alimentación suele ser mucho más saludable que la de una mujer más joven. La atención a consumir alimentos de calidad y llevar una dieta sana aumenta y, ciertamente, el interés en cómo esto puede afectar el feto y el propio cuerpo también. En esa edad, somos más conscientes de los riesgos y, por lo tanto, el interés por cuidarnos aumenta.
  • Estabilidad profesional y económica: A partir de los 40 es más común poseer estabilidad profesional y económica. Hay la tranquilidad de poder mantener a un bebé o futuros bebés sabiendo que no les va a faltar nada. Las aspiraciones profesionales ya se han alcanzado, y es casi imposible que un niño pueda influir negativamente en sus ambiciones.
  • Equilibrio mental y emocional: La mujer está mejor preparada para manejar el embarazo. La madurez es el tiempo más apropiado para adaptarse a los cambios y todo termina siendo más tranquila. Además, la sensatez de la edad proporciona una paz que una mujer más joven aún no ha adquirido. La experiencia que se vivió con otras situaciones vitales importantes permite que la madre no se aburra con cualquier tontería.
  • No culpa a los hijos: Muchas madres jóvenes acaban culpando a sus hijos. Ellas miran hacia atrás y creen que perdieron grandes oportunidades de vivir su juventud y que la culpa es de los niños. Muchas mujeres pasan por esa situación que, además de egoísta, es injusta. Una de las ventajas de posponer la maternidad es que elimina el riesgo de ir a través de estas frustraciones. Cuando una mujer de más de 40 años decide ser una madre es porque ella siente que ha vivido lo que quería vivir y quiere dar un paso más en su vida.
  • Hay más consciencia de la decisión tomada: Aunque se tenga una pareja o no a esa edad, probablemente la decisión de tener un bebé fue planeada y deseada. Se tomaron en consideración todos los pros y los contras y, generalmente, la mujer sabe lo que quiere. La madre es consciente de cómo el embarazo va a afectar a todos los ámbitos de su vida y se siente preparado para enfrentar los cambios. Es improbable que el bebé haya sido fruto de una decisión rápida y poco reflejada. Existen las inseguridades y dudas que suelen surgir en otras edades.

Riesgos de ser madre a los 40

Aunque hay muchas beneficios de ser madre a los 40 también existen una serie de riesgos de postergar la maternidad que hay que conocer:

  • Las posibilidades de quedar embarazada después de los 40 se reducen bastante ya que se produce una disminución de sus óvulos y calidad
  • En caso de no lograr el embarazado a corto plazo es posible que tenga que recurrir a técnicas de reproducción asistida
  • Aumenta el riesgo de abortos espontáneos y malformaciones
  • Las madres tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional o hipertensión durante el embarazo
  • Los bebés pueden nacer con bajo peso y prematuro
  • Los bebés pueden desarrollar diabetes tipo I o hipertensión en el futuro
  • La energía es menor que en otras edades. Pero ese factor no tiene porque ser un problema.

Consejos para tener en cuenta si va a ser madre a partir de los 40

  • Si ha decidido ser una madre después de 40 años, es esencial que consulte a su ginecólogo y su médico de confianza.
  • Es muy importante  llevar a cabo chequeos cada mes para controlar  la salud del bebé.
  • A esa edad la facilidad de quedar embarazada disminuye. No es imposible, pero no se debe descartar el uso de otros medios, tales como la reproducción asistida, por ejemplo.










Back to the list




Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada