Infertilidad

Infertilidad

Nueva Ayuda economica programas gestacion subrogada

¿Qué es la infertilidad?

Hablamos de infertilidad cuando la pareja tras un año de mantener relaciones sexuales sin anticonceptivos consigue una gestación, pero esta no logra llegar a término con un recién nacido sano. Es importante practicar relaciones sexuales durante los días fértiles de la mujer para así tratar de lograr la fecundación de forma más efectiva. Para ello es importante conocer con exactitud cuales son los días fértiles e infértiles de la mujer.

Según las estadísticas, la infertilidad femenina es más habitual que los casos de infertilidad masculina.

La infertilidad es una circunstancia o acontecimiento inesperado que puede alterar el estado de salud física y psíquica de las personas que la padecen

Afortunadamente España tiene un gran nivel en medicina reproductiva, profesionales muy cualificados en técnicas de reproducción asistida (TRA) en todas sus ciudades y una legislación que permite solucionar casi todos los problemas existentes.

Aunque mucha gente utiliza estos términos como si fueran sinónimos, no lo son y es importante conocer bien las diferencias.

La diferencia entre infertilidad y esterilidad

Existe una diferencia entre esterilidad e infertilidad aunque mucha gente utiliza estos términos como si fueran sinónimos, no lo son y es importante conocer bien las diferencias. Es normal hacerse la pregunta ¿soy estéril o soy infértil? 

¿Qué es la esterilidad?

Se denomina esterilidad cuando la pareja tras haber mantenido 1 año de relaciones sexuales de forma habitual sin anticonceptivos no ha conseguido jamás el embarazo.

Existen dos tipos de esterilidad:

  • Esterilidad primara: la pareja no ha logrado jamás un embarazo
  • Esterilidad secundaria: la pareja tras haber conseguido el primer hijo no ha logrado una concepción

Es muy habitual utilizar el término infertilidad de forma genérica y sin hacer diferencia entre estos dos términos, pero la realidad es que sí existe diferencia. Porque no es lo mismo no haberse podido quedar nunca embarazada (esterilidad primaria) que sí haber logrado el embarazo, pero haber abortado (infertilidad primaria). Ni tampoco es lo mismo haber tenido uno o varios embarazos y después no lograr quedarse embarazada (esterilidad secundaria) que tras tener uno o varios embarazos sí conseguir quedarse embarazada, pero abortarlo (infertilidad secundaria).

Infertilidad tipos

Podemos encontrar varios tipos de infertilidad:

  • Infertilidad primaria es aquella en la que la pareja, aunque ha demostrado su capacidad de embarazo, jamás ha conseguido concebir
  • Infertilidad secundaria se da cuando la mujer a pesar de haber tenido un embarazo y parto normales no logra volver a quedarse embarazada
  • Infertilidad combinada: Aquellos casos en los que tanto el hombre como la mujer de una pareja son infértiles. También hay otros casos en los que ambas personas de la pareja son fértiles pero juntos no pueden concebir.
  • Infertilidad inexplicable o idiopática: Existen algunos casos en los que no es posible explicar las causas de la infertilidad, pudiéndose deber a la calidad del óvulo de algunas mujeres, sobre todo aquellas mayores a 35 años.
  • Infertilidad inducida: En el caso de algunos enfermos de cáncer, sucede que, tras recibir tratamiento de quimioterapia, pierden su capacidad reproductora. En el caso de hombres con cáncer la solución más común es la crio preservación de espermatozoides, una técnica de preservación de fertilidad que le permitirá conservar su capacidad reproductora, a través de técnicas de reproducción asistida 
  • Infertilidad temporal: es aquella que una vez detectada la causa de infertilidad es posible la concepción llevando a un tratamiento adecuado
  • Infertilidad absoluta: a diferencia de la anterior en este tipo de infertilidad tiene su origen en cambios irreversibles del sistema reproductivo y es imposible conseguir el embarazo de forma natural. Existen cuatro causas de la infertilidad absoluta: carencia de espermatozoides, ovarios, trompas de Falopio o del útero.
Tampoco hay que olvidar la infertilidad causada por el subconsciente y la psicología del ser humano, ya que nuestro organismo es un solo ser y como tal sus partes funcionan en consonancia. Si una parte de nosotros no trabaja bien el resto se ve perjudicado, igual que si nosotros de forma inconsciente no deseamos tener hijos o simplemente tenemos miedo a lo desconocido, nuestro cuerpo puede reaccionar de esta forma.

Solo un especialista puede determinar las causas de sus problemas a la hora de concebir y podrá crear una forma de tratamiento que ayude a llegar a un embarazo. Si es una infertilidad absoluta siempre existen posibilidades de realizar una fecundación in vitro, acudir a una madre subrogada o a una agencia de adopción.

Opciones para preservar la fertilidad en mujeres con cáncer

En el caso de las mujeres  es más complicado debido a la menor tasa de producción de óvulos, pero existen algunas opciones:

  • Crio preservación de embriones: Se obtienen óvulos de la mujer, se fecundan in vitro con semen de la pareja o de donante y se congelan para posteriormente implantarlos en el útero de la mujer después del tratamiento contra el cáncer
  • Crio preservación de tejido ovárico: extraer y congelar tejido ovárico de la mujer para reimplantarlo después del tratamiento contra el cáncer
  • Supresión ovárica: tratamientos hormonales para proteger el tejido ovárico durante la quimio o radioterapia.
  • Transposición de ovarios: reposicionamiento de los ovarios mediante cirugía, para alejarlos de la zona de exposición a la radioterapia.
  • Cirugía ginecológica conservadora: por ejemplo, retirada del cérvix mediante cirugía, pero mantenimiento del útero.

En nuestra agencia de maternidad subrogada en España estamos especializados en ayudar a personas que tienen problemas de infertilidad y que a pesar de haberlo intentado todo no han sido capaces de concebir. La gestación subrogada les ha abierto la puerta para poder cumplir su sueño de ser padres.



Programa Rusia-EEUU

Programa Rusia-Canada